miércoles, 9 de julio de 2008

Adieu, fière cité. Dido.

Ah, ma noble Cassandre, ma vierge héroïque, je dois me résigner á ne jamais t'entendre.(Berlioz)

Hay óperas que el verlas representadas algún día se convierte en un sueño casi inalcanzable o una auténtica utopía, es el caso de Les Troyens, ópera que no se estrenó en su versión íntegra hasta años después de la muerte del compositor, en vida de Berlioz sólo se representó la Segunda Parte, Los troyanos en Cártago (Actos 3 a 5), la Primera Parte, La toma de Troya (Actos 1 y 2), no se estrenó hasta 21 años después de la muerte del compositor. Para ver la ópera tal y como la concibió Berlioz, con el 100% de su música, hubo de esperar a la conmemoración del centenario de su muerte, fue en el Covent Garden el 3 de marzo de 1969, dirigía Colin Davis.



Decía que su representación es casi una utopía por aquí no ya sólo por su duración, más de cuatro horas -menos que Parsifal o Los Maestros Cantores-, o por la complicación escénica que supone la cantidad de cambios de decorado , sino sobre todo porque todavía subsiste algo de la leyenda negra que considera que Les Troyens es irrepresentable -lo cierto es que en los últimos años se ha representado un buen número de veces y en DVD hay varias muestras de ello-, y también por el equipo de cantantes que requiere: la especialización de los mismos en el canto francés, y la envergadura de sus roles, además habría que añadir que sólo una orquesta y unos coros de primer nivel pueden afrontar con éxito la prueba que esta ópera supone -Sra. Schmidt, tome nota e intente complacer a este modesto aficionado a la ópera, jeje-, si la orquesta y coros son mediocres el resultado es fácil que parezca pura pachanga y puede ser terrible, es Les Troyens una ópera que puede dar la medida de lo que puede considerarse un gran teatro de ópera, según pueda o no ser capaz de afrontar su producción con unas garantías mínimas.

En la discografía tenemos tres versiones de la partitura completa:

- 2 son de Colin Davis:


Josephine Veasey, John Vickers, Berit Lindholm, Peter Glossop; Royal Opera House Chorus and Orchestra. Dir. Colin Davis (Philips). Grabada en 1969 con el mismo reparto del estreno de la versión completa.








Ben Heppner (Aeneas), Michelle DeYoung (Dido), Petra Lang (Cassandra), Sara Mingardo, (Anna) Peter Mattei, (Corebus) Stephen Milling (Narbal). London Symphony Orchestra & Chorus. Dir.: Colin Davis. LSO LIVE. Grabada en el año 2000 con ocasión de unas representaciones en versión concierto.







Y una es de Charles Dutoit:


Gary Lakes (Aeneas), Deborah Voigt (Cassandra), Françoise Pollet (Dido). Orquesta Sinfónica de Montreal y Coro. Dir.: Charles Dutoit. DECCA. 1993.








A continuación vamos a escuchar el aria más conocida de la ópera: "Adieu, fière cité". La canta Dido en el último acto y es un adiós a Cártago, abandonada por Eneas sólo encuentra sentido en la muerte.

Primero por Waltraud Meier en 2006, a pesar de esos sonidos extraños, como entubados, característicos de la mezzo y de que en lo vocal cometa algún fallo, la interpretación me parece de una intensidad y una belleza sin igual, sobre todo teniéndola en imágenes, es entonces cuando su carisma nos atrapa y hace que los ojos se queden pegados a la pantalla:



Después por Agnes Baltsa en 1987, tampoco Baltsa se caracteriza por su hermoso timbre, además es muy desigual. Su interpretación, sobre todo en el acompañado previo, parece demasiado cargada en lo dramático, como si estuviera en la escena final de Carmen, mucho mejor está en el aria propiamente dicha pero no me termina de gustar.



Y finalmente, aunque cantada en inglés, la versión de Janet Baker, aquí sí encontramos mayor belleza tímbrica y una interpretación de gran dramatismo -pero siempre contenido- en el recitativo acompañado, en el aria la musicalidad, como siempre que está Baker de por medio, es exquisita.



Me hubiera encantado encontrar en youtube la de Verret, pero no ha podido ser. Al principio esta entrada iba a estar dedicada a Regine Crespin pero es que se me ha ido de las manos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada