viernes, 25 de abril de 2014

"Maror" una ópera valenciana en el Palau de les Arts


El arte no conoce de patrias, de genes ni de idiomas y uno no sabía si se estrenaba en Les Arts "Maror", ópera de Manuel Palau i Boix, porque se trataba de un compositor de la tierra, porque es una ópera cuyo libreto está escrito en valenciano, por su calidad musical, por capricho de nuestra Consellera de Cultura o por una mezcla de todas estas cosas, así que me dirigía al Palau de les Arts con ánimo de averiguarlo y con muchísimo escepticismo. Lo peor de todo es que parece que amenazan con programar otras óperas valencianas ("patrióticas", como según el dirario Levante, las llama Helga Schmidt). 


Antes de seguir quiero hacer un inciso: no soy contrario a este tipo de programaciones, pero no me parece que ahora sea el momento más adecuado ya que supone demasiado riesgo y coste para un teatro al que desde que inició su trayectoria no se le ha hecho más que recortar  presupuesto y programación, y el público, como ha quedado demostrado hoy, no responde (con sólo tres funciones han quedado muchas localidades por vender), mientras que Simon Boccanegra, que era una reposición y no se encuentra entre las óperas de Verdi más conocidas, con  cinco representaciones, hubiera soportado algunas funciones más con lleno en la sala..

Pobre entrada en el estreno de Maror en el Palau de les Arts.
"Maror" significa marejada en valenciano y eso es lo que sufre una modesta familia de pescadores en un pueblo de la comarca de La Marina en los años cuarenta del siglo XX cuando la protagonista decide casarse con el padre del que era su novio, al que por error creían muerto. Ya os podéis imaginar el lío que se monta cuando aparece el chico, la cosa termina con la muerte de padre e hijo.



Cuando se estrena una obra de estas características se corre el peligro de que el equipo encargado de hacerlo no esté a la altura, no es el caso, la Orquesta de la Comunitat Valenciana es un lujo, ha demostrado que puede con cualquier ópera, desde la Turandot de Puccini hasta el Parsifal wagneriano o la Salomé de R. Strauss, por citar algunas, lo mismo cabe decir del Coro de la Generalitat, no así de la Escolanía de la Mare de Déu cuyas prestaciones operísticas, y lamento decirlo,  son siempre muy mejorables. El equipo de cantantes,como es natural dadas las características de la obra y el presupuesto del coliseo valenciano, era, sobre el papel, solvente.


La puesta en escena, sin ser nada del otro mundo, me ha gustado, está ambientada en la playa, los elementos son mínimos, una especie de empalizada hace de hogar de la familia pescadora y en el fondo se proyectan imágenes del mar, unas veces en calma, otras con oleaje más o menos acusado, correcta la dirección de actores.

Los cantantes me han defraudado bastante, sobre todo Minerva Moliner como Rosa, la protagonista femenina, que ha mostrado un timbre agresivo, poco agradable, mal proyectado, con tendencia al grito  y por momento entubado; mientras que el tenor Javier Palacios como Tonet, quien fuera novio de Rosa, la soprano Sandra Fernández, que encarnaba a Teresa, Josep Miquel Ramón, barítono que se encargaba del rol de Toni, Maria Luisa Corbacho como Anna, Cristina Faus como María y Bonifaci Carrillo como Tio Estrop han estado simplemente correctos, no me apetece dejar títere sin cabeza.

La dirección musical de Manuel Galduf ha resultado poco refinada y tosca, no ha sacado todo el lirismo que la música de Manuel Palau  encierra. Y es que la música compuesta por Palau para Maror me ha sorprendido gratamente, uno la encuadraría dentro de la corriente verista, con influencias más puccinianas que debussianas, a las que se añaden toques del folclore local, resultando (sobre todo en los momentos menos dramáticos), muy colorista sin eludir el realce de aspectos psicológicosdel drama; no existen en Maror números cerrrados, se busca un continuo musical y el canto tiende a la declamación. Por otra parte, los personajes de Maror, pertenecientes al pueblo llano, se ven atormentados por su propia realidad y se verán abocados a la fatalidad impuesta por un cruel destino, otro rasgo que conecta la ópera con el verismo. Ha sido una experiencia muy interesante e instructiva, lástima que no hayamos contado con unos intérpretes con verdadero talento vocal y dramático.

Os dejo el vídeo de presentación que ha realizado el Palau de les Arts.


Y con esta ópera damos por finalizada la temporada 2013-2014 del Palau de les Arts, a falta de las dos propuestas que ofrecerá Zubin Mehta dentro del Festival del Mediterráneo, La forza del destino y Turandot, eso ya son palabras mayores.

Estos días ha aparecido en la prensa la poco afortunada afirmación de que Maror es la primera ópera en valenciano, eso no es cierto, parece ser que lo que se ha querido decir es que es la primera ópera en valenciano estrenada en el Palau de les Arts, la información daba lugar a confusión y partía de la propia Conselleria de Cultura (http://www.cece.gva.es/agenda.asp?id=2410).


38 comentarios:

  1. De acuerdo en mucho de los aspectos que comentas, lo mejor con diferencia la partitura, una obra de un gran compositor, lástima que la producción y los cantantes no hayan podido sacar un partido mejor.
    Por lo demás, considero que siempre es adecuado que entre los objetivos de una programación como la del Palau de les Arts debe haber un espacio para la música de nuestros creadores de siempre y los actuales que naturalemente lo merezcan. Además de satisfacer las necesidades culturales de la ciudadanía, con los presupuestos públicos se debe también promocionar la creatividad valenciana. Muchas gracias por su análisis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por manifestar tu opinión. Estaría de acuerdo si lo que se promocionara fuera a autores vivos, más que nada para dinamizar el desolado panorama cultural actual. Y no es que sea contrario a este tipo de políticas sino que considero que no es el momento adecuado; ahora, más que nunca, hay que fidelizar al público e intentar hacer caja. El dinero , aunque en comparación con otras producciones no sea mucho, mal gastado es un derroche.

      Eliminar
  2. Parece que es una producción que, siendo benévolos, se queda con el calificativo de muy mediocre: mala dirección musical, voces de muy baja calidad. Seria, por tanto, una idea a considerar a la vista del resultado que no es una buena idea hacer política con la ópera.

    Es tan lamentable como absurdo, que se considere por parte de la Consellera -que con carácter general no asiste a ninguna representación- que esta producción es "el broche de oro de la temporada" y no hace falta poner ejemplos, ni hacer comparaciones para saber que esta afirmación es una tremenda majadería.

    El rendimiento de Galduf es de sobra conocido entre los que lo hemos escuchado durante mucho tiempo, el hecho de ser valenciano, no puede aumentar sus capacidades, que son las que se han visto y no quiero entrar en detalles porque no descubro nada con ello.

    ¡¡¡¡Entremos en razón, por favor!!!! Con este argumento de defensa de lo valenciano, no se cambia lo que perciben nuestros oídos. No se ha de programar con una visión territorial, ni en defensa de intereses particulares, sino única y exclusivamente con un criterio de calidad. Y dedicar el dinero publico para que la musica sea accesible a todos. Esto quiere decir, aplicar el dinero público a reducir el coste de las entradas para aquellos colectivos con dificultades económicas: como jóvenes, parados, etcétera, no subvencionar teatros de ópera vacios, esto es intolerable, esto es un derroche que no nos podemos permitir los valencianos.

    Es muy triste esta visión localista y provinciana de la Consellera que pretende "hacer una reserva" en la programación para óperas valencianas ¿Quienes irán a verlas, los que no acuden a ver Die Walküre? ¿Alguien recuerda lo que sucedió con la ópera de Maazel 1984?

    Ahora el gobierno valenciano se plantea -según he podido leer en prensa- un concurso internacional para buscar un sustituto de Consuelo Ciscar ¿ No sería más lógico que se planteara un concurso para encontrar una dirigente cultural en la Comunidad Valenciana, quiero decir, una sustituta de la Consellera Catalá? ¿Por qué para el IVAM si es necesario y para la Conselleria no lo es?¿Es lógico que se imponga el criterio de la Consellera Catalá, que con carácter general no asiste a las óperas de Les Arts, sobre el criterio de Helga Schmidt?¿Por qué se tiene que hacer la programación desde la Consellería?¿ Que curriculum tiene la Consellera Catalá para decidir sobre la programación de ópera?

    Siento una profunda tristeza porque Les Arts fue como un sueño hecho realidad. Cuando se programaron, por poner un ejemplo, dos Anillos en el Festival del Mediterrani, Les Arts se convirtió en un teatro de ópera de referencia. Ahora se cierne sobre les Arts un futuro incierto, con presupuestos ligados a planteamientos territoriales o a la defensa de intereses de partido y no exclusivamente a criterios de calidad.

    Si alguien tiene a mano, que desempolve los programas de los primeros Festivales del Mediterrani y se dará cuenta de la diferencia con el que vamos a tener en 2014, reducido a dos óperas y un conciertos. Y lo que es peor es que el futuro, si nos atenemos a la declaraciones y a la prensa, pueden hacerlo desaparecer. Estos políticos que tenemos en la Comunidad Valenciana son una maldición para la cultura y asistimos a sus fechorías con impotencia y con la única esperanza de que todo en esta vida, pasa.

    Muchas gracias y felicidades por tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por el tiempo dedicado en realizar tan acertado comentario que, como dice Atticus más abajo, suscribo casi en su totalidad.

      Eliminar
  3. Juro que el anterior comentario no es mío, pero vamos, lo suscribo casi en su integridad.
    Lo de ayer fue una vergüenza, no tanto por el mal resultado, como por las caritas de satisfacción con la que se imaginan los del palco que nos engañan. Aquello fue un desastre musical muy importante.
    Hoy la Consellera se ha hartado de decir que fue un gran éxito. Ellos dicen sus mentiras y de tanto repetírselas se las creen.
    Fue un fracaso artístico y un fracaso de público. Si ese es el futuro, ya podemos ir sacando billetes de AVE y Euromed.

    ResponderEliminar
  4. Hola Maac, he asistido por primera vez al Palau de les Arts para ver Maror, pues me sedujo la idea de ver por primera vez una ópera en valenciano y de un valenciano en lo que entiendo ha sido uno de los monumentos al despilfarro cultural, el Palau de les Arts. Por eso, estoy siguiendo con mucho interés en prensa y en los blogs las críticias y valoraciones que se están haciendo. No soy músico ni entiendo de música y me pierdo en las valoraciones sobre la calidad artística, aunque os leo con fruición y me hacéis reflexionar sobre lo que ví el otro día. Gracias por ello.
    Soy muy crítico con el gobierno del partido popular, me parece que lo que han hecho durante estos últimos diez años, incluido la construcción de ese "coliseo" me parece una insensatez supina,
    Pero tengo que decir que la acción de programar Maror me ha entusiamado, desde un punto de vista estricto de política cultural. Y me explicaré.
    Si habláis de razones económicas que desaconsejen programar este tipo de iniciativas pues no gozan del favor del público, por favor un poco de sensatez. El Palau de les Arts ha incurrido en un déficit de mas de 20 millones de euros durante estos ultimos años¡¡¡¡¡ es decir, el modelo que propugnais, incluir a los grandes títulos de los opera de siempre no ha supuesto ninguna ganancia para las arcas valencianas, al contrario, este modeloo nos ha arruinado miserablemente y todo para entretener a un publico, que por cierto en su gran mayoría son personas con bastante nivel socioeconómico. Luego decir que no a óperas valencians porque nos arruinan es a mi entender un ironía de mal gusto, de muy mal gusto.
    Además y seguimos hablando en términos económicos, el desequilibrio en los presupuestos culturales es enorme, gracias a los ingentes recursos que destinamos al "coliseo" en detrimento de sectores como el teatral, el audiovisual (el mío), la danza, etc....Se dedica más a la promoción de un repertoio musical y lírico que para el resto de disciplinas artísticas¡¡¡¡ Directamente intolerable. La proporción de recursos que absorve la ópera es desproporcionado, ya sé que os gusta mucho y sois aficionados, pero porque no criticais a nuestros políticos por esto, que sí que es muy criticable, porque os gusta la ópera??? esta es a mi entender lo que anula la política cultural actual, su desproporción, su injusticia y su desprecio a la cultura valenciana.
    Otras cosa quiero decir, descalificais como "político" que se hagan este tipo de propuestas. No imagino a nuestros teatros sin programar teatro en valenciano, sería un escándalo (lo es por cierto que tenga tan poca presencia), sería un error que nuestros museos no albergaran las obras de los valencianos y que fueran sustituidos por otros pintores extranjeros de más calidad, y así etcétera. Que os pasa a los aficionados a la ópera???? Vosotros sois los privilegiados de esta política cultural, y así y todo estáis descontentos. Más argumentos de la inutilidad de nuestros responsables culturales.
    La cultura es algo más que entretenimiento, entre otras cosas porque persigue objetivos de vertebración del territorio, reafirmar una identidad común a una sociedad, etc...Y iniciativas como esta lo intentan. Y por lo menos una de vez en cuando y si tiene calidad. Por lo que veo Manuel Palau no era un "desconocido", al contrario.....
    En todo caso, mil gracias por darme la oportunidad de manifestar mi opinión en este foro, no me gusta utilizar un lenguaje tosco y descarnado amparado por el anonimato, no es mi intención, pero hay muchas cosas que me parecen intolerables.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola Anónimo, voy a intentar replicarte sin extenderme demasiado porque estoy con el móvil, aunque va a ser difícil.
    Creo que no has entendido que no me opongo a que se programen óperas en valenciano, otra cosa es que considere que en estos momentos no me parecle lo más adecuado, sobre todo si el rendimiento artístico no está a la altura que estamos acostumbrados en Les Arts. Esta temporada el número de óperas que se han ofrecido ha sido ridículo, quizás en otra temporada con más variedad si tuviera cabida. He vivido en los últimos años momentos en los que la prensa especializada se desplazaba a Valencia para asistir a espectáculos que considero memorables, el Parsifal de Maazel, El Anillo de La Fura y Mehta, por ejemplo, a su vez he visto como amigos de Barcelona, Madrid, Bilbao, Sevilla. .. se desplazaban a nuestra ciudad expresamente para asistir a estas funciones, como en Les Arts se escuchaba a mucha gente hablando idiomas distintos al castellano y al valenciano y como en blogs de ópera internacionales se hablaba de lo que acontecía en Les Arts, , esto tenía una repercusión económica difícil de valorar pero creo que compensaba el gasto que se hacía, y el público valenciano, a su vez, se veía recompensado con espectáculos de calidad, pasó a la historia aquello de hacer viajes a otras ciudades para diafrutar de una buena ópera.
    Estoy de acuerdo en que hay un desequlibrio presupuestario, pero por qué no pedir que se iguale por arriba y no por abajo. La ópera es un espectáculo caro, no es rentable, es imposible que lo sea, nadie se plantea la existencia del Teatro Real o del Liceo, se asume su necesidad y se valora su existencia incluso por los que en las ciudades respectivas no son aficionados a la ópera ¿Qué es lo que pasa en Valencia? Ni siquiera los catalanes o los vascos, que tienen más conciencia nacional, reivindican una ópera catalana o vasca. En el Met parecería ridículo que se intentara reivindicar una ópera nacional estadounidense.
    Parece ser que no te has planteado que la ópera se tiene que dar en un momento y un lugar determinado, se tiene que hacer por personas en vivo, y no se puede fijar en un soporte físico, esto la diferencia de otras artes que se pueden fijar en soportes físicos y perduran en el tiempo, es el caso de la literatura, la pintura, el cine... Las obras de Shakespeare, aunque no es lo ideal, pueden ofrecerse en valenciano.
    ¿Renunciaría el San Pío V a un Rubens o el IVAM a un Kandinsky porque no son pintores valencianos?
    La interpretación de la ópera desde un punto de vista vocal no está al alcance de cualquiera, esto la diferencia del teatro, no estamos hablando de matices, son muy pocos en el mundo los que pueden hacerlo, para algunos papeles podríamos decir incluso que no se encuentran hoy intérpretes adecuados.
    Por estas razones, y por muchas más, principalmente la FALTA DE CALIDAD ARTÍSTICA, me ha parecido inoportuno programar Maror, una ópera dignísima, en un teatro como Les Arts, el prestigio es difícil de ganar y muy fácil de perder.
    Por desgracia o por suerte nuestros políticos nos construyeron este edificio, más o menos perfecto pero impresionante, lo dotaron de unos músicos que conforman la mejor orquesta de nuestro país, de un equipo de grandes profesionales que están detrás del escenario y ahora lo mejor que podría pasar, desde un punto de vista cultural (te aconsejo que repases todas las actividades que se. organizaban antes de la llegada de los recortes) y económico es que el proyecto saliera adelante.
    Muchísimas gracias por tu comentario y visita Les Arts con más frecuencia, ahora tendrás dos magníficas oportunidades con La forza del destino y con Turandot, no las desaproveches porque el futuro es incierto.

    ResponderEliminar
  6. Hola Maac, gracias por tu contestación. Disculpame que insista pero sigues dando rodeos sin entrar en el meollo de la cuestión, veo que matizas y ahora argumentas que no son tanto las cuestiones económicas sino las artísticas. Bien eso es otro debate. ¿tiene Maror suficiente calidad para poder programarse en el Palau de les Arts? aqui necesitaríamos la opinión de los musicólogos. Y este es un debate adecuado y pertinente. No todo lo valenciano tiene suficiente calidad para entrar en el Palau de les Arts (ni en el IVAC, el San Pio V, etc..), aquí totalmente de acuerdo. ¿lo tiene Palau y Maror??? Me dicen que Palau y esta misma ópera se programó en versión concierto en el 2002 con un gran éxito de público y crítica. Manuel Palau según he podido ver ganó dos veces el premio nacional de música en 1927 y 1945. Sus obras sinfónicas han dado la vuelta al mundo y todavía hoy se programan muy asiduamente. Si no la escuchamos nunca lo sabremos¡¡¡¡¡¡No merece que se le dé una oportunidad? Nunca se había programado. Esto es un prejuicio, y los prejuicios están reñidos con el arte. Veo que en el fondo aprecias el esfuerzo de los políticos que han hecho posible este coliseo, importante clarificar conceptos. Respecto a lo económico,sería maravillosos averiguar los números que ha costado esta producción, su comparación con las otras óperas y sobre todo el nivel de financiación de los ingresos por taquillas, y con datos podremos discutir con más criterio y rigor....Pero con la transparencia a las que no tienen acostumbrados no sé.....
    Totalmente de acuerdo tu argumento sobre el teatro y los museos, si dices lo mismo que yo¡¡¡¡¡¡ nadie dice de quitar los artistas y creadores extranjeros, al contrario nos enriquecen. No digo de programar solo a valencianos. Pero debe haber también un presencia de nuestros creadores, vaya esto se hace en cualquier lugar del mundo. No entiendo la virulencia contra Maror, si creo que en estos 10 años junto con alguna de Martín y Soler la presencia ha sido muy testimonial. Pues eso, una ópera cada 5 años (o 10) de creadores valencianos, tampoco?????
    También estoy totalmente de acuerdo que la calidad de la producción ha de ser de acorde con el resto de producciones, todo lo que criticas de la producción, cantantes me parece intolerable y me produce dolor, porque si se hace no se hace bien???? De acuerdo totalmente contigo.
    En resumen, lo siento de todo corazón, pero tus argumentos me parecen más prejucios elitistas que producto de una reflexión sensata sobre el hecho cultural, pues cuando escarbamos un poco estamos muy de acuerdo excepto esa precaución inicial, a mi entender irracional.
    No sería más sensato decir lo siguiente:
    Perfecto que se programe Maror, tendremos oportunidad de valorar un ópera de un gran compositor y que el público valore si merece ser repuesta¡¡¡¡¡¡ busquemos aquellas que puedan tener interés y cada cierto tiempo exploremos y probemos. No tengamos miedo al fracaso. A mucha gente el interés está en oir cosas nuevas, tener la incertidumbre, acudir a un evento cultural con la experiencia de ver y oir algo nunca visto ni oido. Estimulemos la curiosidad, exploremos, arrisguémonos...en definitiva recuperemos lo que ha sido siempre la finalidad del arte, explorar nuevos caminos. Porque a los entendidos de la ópera esto no os vale. Porques sois tan conservadores¡¡¡
    He indagado en la figura de Mortier, y bueno me he quedado alucinado, no le importó que le chillaran, ni silbaran. "A la opera se va a pensar no a entretenerse", chapo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    En otro momento, valoras que gracias a las grandes producciones venía gente de todo el mundo y no valoras que gracias a Maror, haya acudido gente nueva como yo?? porque tan interesado en que venga gente de fuera y no tanto de valencia??? Las personas que tenía sentadas a mi lado eran de los pueblos de los autores, creo de Carlet y habían organizado un autobus¡¡¡¡ , tiene eso valor para ti???
    Disculpame si te quito tiempo, no quiero capitalizar mucha polèmica. Y mil gracias por todo
    Buenas tardes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Quedan claros nuestros consensos y disensos.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Las razones por las que pienso que no se debería haber programado Maror son económicas y las razones por las que pienso que, una vez programada, no debería haberse hecho así, son artísticas. Te las vuelvo a repetir, esta temporada se han programado muy pocas óperas, desgraciadamente una de ellas debió suspenderse, sin mucho sentido la verdad, a causa de la caída del trencadís, claro que este hecho se desconocía al realizar la programación del teatro; Maror no tiene tirón, se le ha hecho mucha publicidad en los medios, en el blog de la Asociación de la Comunidad Valenciana de Amigos de la Ópera y de las Artes, en El blog de Atticus, en mi otro blog, en Canal 9, evidentemente, estos pseudo-defensores de lo valenciano, no han hecho ninguna publicidad; para que te hagas una idea, el día del estreno en el cuarto piso habíamos 27 personas, menos de la cuarta parte del aforo ¿no te parece suficiente razón económica que no se llene el teatro para una ópera de la que sólo se han programado tres funciones? En otras circunstancias quizás no hubiera supuesto un problema pero ahora los recursos son escasos y el Palau de les Arts sobrevive económicamente a duras penas.

      Como en todos los circuitos artísticos, en la ópera hay niveles, tanto en la creación como en la interpretación y la Comunidad Valenciana dispone de muchos espacios en los que programar obras valencianas, una vez que se demuestre su calidad podrían acceder perfectamente al Palau de les Arts, pero no por el hecho de ser valencianas sino por su importancia musical. Es lo lógico. Y Maror tiene suficiente calidad para programarse en el Palau de les Arts, lo vengo diciendo desde el principio, no necesito ninguna opinión de ningún musicólogo, la ópera musicalmente es muy interesante, el libreto es algo flojo pero a esto estamos acostumbrados los aficionados a la ópera.

      No aprecio el esfuerzo realizado por los políticos en construir el mamotreto de Les Arts, al contrario, lamento que se haya despilfarrado tan a la ligera el dinero en este proyecto, lo que valoro es el contenido: la orquesta y el personal que allí trabaja, eso es lo verdaderamente importante, y eso es lo que deseo que se mantenga a toda costa, si quieren cerrar Les Arts y llevarse la orquesta al Principal, asegurando calidad en los repartos y producciones con un mínimo de decencia, te aseguro que no me importaría nada.

      No creo tener prejuicios elitistas, de otra forma no sé qué hago divulgando la ópera en este blog desde hace años y animando a los lectores a asistir a la ópera -http://cantanellas.blogspot.com.es/2012/05/ir-la-opera-por-vez-primera.html-, estaría encantado de que el público se peleara por conseguir entradas en el Palau de les Arts y me da mucha pena que óperas como Maror no se llenen ni a golpe de invitación.
      Me dejas de piedra si me llamas elitista y, a la vez, alabas la figura de Mortier, que se caracterizaba por estar más allá del bien y del mal y por su deseo de querer educar al público. Pienso que Mortier hubiera despreciado Maror, más por su libreto que por su música.

      Te aseguro que de conservador tengo más bien poco, ahí los prejuicios los tienes tú.

      No es que esté interesado en que venga gente de fuera, lo que he querido decir es que el hecho de que venga gente de fuera o de que se hable de las producciones del teatro valenciano tiene una repercusión económica en la ciudad, es una cuestión de marketing, sólo eso.

      Me produce pena que fleten autobuses para asistir a una ópera por el hecho de que el compositor sea de un determinado lugar, es como el cantante pop que cree que por cantar en el Teatro Real adquiere mayor categoría artística, la calidad se demuestra por el valor de las obras y de las interpretaciones y no por el lugar donde nació el interprete o por el sitio en el que suene su música.

      Sinceramente, creo que no me entiendes porque has leído entre líneas o quizás es que me explico mal.

      Saludos, y no es ninguna molestia ni pérdida de tiempo hablar de lo que me gusta.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Soy abonado desde la apertura del Palau y Maror es la primera ópera a la que no he asistido a conciencia. Ha sido mi forma de protestar. Los experimentos con gaseosa. Para esos menesteres está el Martí i Soler. Si continúan, como anuncia la consellera, con experimentos en la temporada de abono, la próxima temporada no renovaré.

      Eliminar
    4. Estoy de acuerdo, una vez que Les Arts se consolide económicamente y disponga de una temporada con seis o siete óperas de repertorio, es el momento de dar cabida a experimentos, pero siempre se agradece algo de riesgo, el Liceu, por ejemplo, en los últimos años ha programado óperas muy interesantes como Ariane et Barbe-Bleue de Dukas, Pelléas et Mélisande de Debussy o La leyenda de la ciudad invisible de Kitezh de Rimsky-Korsakov, por el momento no creo que Les Arts esté preparado para asumir este tipo de riesgos, pero ya me gustaría. Respecto a la sala Martín i Soler creo que es más adecuada para óperas de reducido formato que para óperas experimentales o poco programadas con una considerable presencia orquestal, se ha venido haciendo buen uso de la misma, aunque algo escaso, y además tiene una acústica estupenda.

      Eliminar
    5. Aunque sea con retraso, aprovecho para darte la enhorabuena por la continuidad del blog.

      He insertado aquí este comentario porque quizá pueda servir para contestar al comentarista que ha dado origen a esta cadena, o al menos ayude a intentarlo.

      Mire, le puedo decir con la modestia de una aficionada que escucha música desde la infancia que para opinar de música no hace falta ser musicólogo, como usted piensa. No es así. Para opinar de música simplemente hace falta apreciarla, sólo eso. No se trata de rechazar una ópera porque es valenciana, sino porque es de baja calidad. Los que nos gusta la música no nos guiamos por fama, por patriotismo, etcétera, sino simplemente por lo que nos dicen nuestros oídos.

      En este sentido, le puedo decir que conozco a Maac desde hace años y no sólo no tiene ningún prejuicio sino que, además, tiene una extraordinaria apreciación musical y un gran conocimiento del mundo de la ópera y que he aprendido mucho leyéndole. Tambien, me gustaría añadir que su comentario de Maror es de lo más ponderado que he leído. Algunos críticos musicales, o musicólogos como usted dice, han sido más duros.


      Por todo esto, lamento muchísimo que Maror haya sido su estreno en Les Arts y le animo a que en el futuro siga escuchando ópera y compruebe y aprecie usted mismo las diferencias de calidad. En este sentido, estoy convencida de que el Festival del Mediterrani será una ocasión inmejorable de hacerlo.

      Por otra parte, me parece un disparate que en este momento se programen obras poco populares y, sobre todo, que se anuncien con carácter estable en las programaciones futuras. En estos momentos de crisis y con buen criterio, se estaba apostando por óperas populares y que tienen mucho tirón entre el público, que llenan el teatro. Óperas como Maror, en una temporada tan escasa como la que hemos tenido me parece un auténtico disparate, un despilfarro con dinero público. Y esta afirmación para nada tiene que ver con lo valenciano, en absoluto. Es una pura y simple cuestión de sensatez.

      Es absolutamente necesario que se aprecie la música por su valor intrínseco, es decir, por su calidad, dejando de lado cualquier otra consideración. Y esto va dirigido personalmente a la consellera de Cultura, Sra. Catalá, como responsable de Les Arts a quien recomiendo que siga tu blog, Maac, porque estoy segura de que le ayudará mucho.

      Un abrazo Maac y, como siempre, mil gracias

      Eliminar
    6. pues no estoy de acuerdo contigo Maac,
      Y salen tus contradicciones claramente. Cuando se trata de defender un tipo de prgramación no dudamos en afirmar que la ópera siempre es deficitaria pero cuando lo que se programa no nos gusta por cualquier razón, entonces esgrimimos razones económicas. Esto es doble rasero.
      Respecto a que no te parece bien que la gente venga a la ópera porque se interpeta una obra de alguien se su pueblo, efectivamente estás demostrando prejuicios elitistas. Lo importante es que vengan, y no preguntemos el porqué, pues ni nos interesa. Como se nos ocurre valorar el porque la gente acude a un espectáculo¡¡¡ no me parece sensato, como si queiren venir a ver al del bombo de la orquesta, será posible

      Eliminar
    7. A ver si me explico, que la ópera sea deficitaria no significa que lo pueda ser en mayor o menor medida, y yo lo he puesto en relación con la situación actual del Palau de les Arts, que tiene que hacer encaje de bolillos para que tener un teatro de ópera con sus cuerpos estables en el que la calidad sea una prioridad, tenga algo de sentido:
      Teatro vacío = menos recaudación = incremento del gasto = mayor déficit.
      Teatro lleno = mayor recaudación = disminución del gasto = menor déficit..
      Ópera poco interesante = menor desplazamiento de turistas = disminución de ingresos tanto en el teatro como en los sectores económicos relacionados con los servicios.
      Ópera interesante = desplazamiento de turistas = aumento de ingresos tanto en el teatro como en los sectores económicos relacionados con los servicios..

      Pero que no soy contrario a programar óperas minoritarias, que conste, lo único que digo es que no es el momento; y todo esto no está reñido con que la ópera "per se" sea deficitaria, no estoy descubriendo nada nuevo. Sin apoyo público no subsistiría. No se trata de una contradicción, es que es la realidad, es así, Anónimo, la ópera es deficitaria, se dispone de un presupuesto escasísimo y no podemos permitirnos el lujo de que el teatro no se llene.

      No me interesa ese tipo de público que se mueve por cuestiones genéticas o patrióticas, así de claro. Ahora bien,TIENEN TODO EL DERECHO DEL MUNDO A IR, y en ese sentido, nada que objetar. Es que la motivación por la que van me parece tonta, y me da pena que las fronteras de los territorios determinen la asistencia a la ópera, es mucho más interesante que vaya público con el único deseo de saber qué es la ópera, de conocer, independientemente del ADN del producto. ¿Eso es ser elitista? Pues entonces tendrás razón, aunque no lo creo.

      Eliminar
    8. Completamente de acuerdo: Hay que llenar el Palau como sea; con operas atrayentes y de calidad artística. Hay que luchar por el proyecto; es la única salida actual.

      Eliminar
    9. Hola maac, osea que ahora el objetivo es llenar el Palau, como sea¡¡¡¡¡¡ para evitar el déficit. Y si te digo que el mayor déficit lo ha provocado las épocas de máximo esplendor. En esas ecuaciones que has hecho te has olvidado de una variable: EL COSTE DE LA PRODUCCIÓN, aunque se llene el Palau, si la opera es muy cara, déficit brutal¡¡¡¡¡¡ Tanta preocupación por la economía pero depende como se mire. Una contradicción maac
      Otra más, quieres que se llene, con una programación diríamos "tradicional" pero claro si vienen de los pueblos o si es público que viene por cuestiones de identidad valenciana te parece "una motivación tonta". Muy fuerte maac. No me atrevaría decir y soy música, que no me gusta el público que viene por una cuestión de aparentar estatus o representación social (hay muchos así) o los que solo viene a apreciar voces buenas o melodías pegadizas sin tener un verdadero conocimiento musical. Otra contradicción más maac.
      INSISTO: el modelo actual ha producido un déficit MONSTRUOSO al Palau de les Arts¡¡¡ por muy mayoritaria que haya sido la producción
      En definitiva, el modelo actual es caro, elitista, profundamente restrictivo desde el punto de vista artístico y cultural. Es convencional y poco sostenible. Un desastre
      Y ahora viene Maror, que es una propuesta más, con una producción muy floja porque no se la han cogido en serio y saltan todas las alarmas porque es una herejia que no hagamos bel canto. Y esperamos que pase esta pesadilla para que vuelva Turandot y La forza¡¡¡¡ que triste política cultural, más parecida al entretenimento y todo ello por el módico precio de 20 millones de euros.
      Por favor, reaccionad. Haced autocrítica
      perdona pero pienso como un anónimo anterior, tienes prejuicios y contradicciones, aunque estoy de acuerdo con tu valoración artistica de la producción.
      Gracias

      Eliminar
  7. El comentario se ha insertado donde ha querido, pero pretendía ser una contestación a :


    Anónimo28 de abril de 2014, 16:54

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Assai, gracias por tus palabras, yo también he aprendido mucho con los comentarios de los lectores del blog. Estoy de acuerdo con tu exposición.
      El blog desapareció porque me apetecía cambiar de plataforma, estuve tanteando en otras pero ninguna me convenció, así que decidí volver.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tu blog, toda una referencia; y gracias por poder expresar lo siguiente:
      Yo creo que después de leídos todos los comentarios alguien debe de recordar o renovar (si en su momento alguien lo explicó ya) cómo fue la gestión de quién ideó un Palacio de la Opera en Valencia.
      Es decir ¿por qué una ópera en Valencia?, ¿hay sociedad civil que sustente esto?, ¿No formaba parte esta idea de aquello de "poner en Valencia en el mapa"?
      La idea de la “gran opera” en Valencia fue de Francisco Camps ya desde su puesto en Consellería desde 1997
      El 10 de Julio de 2002, Francisco Camps accede a la Presidencia de la GV, y hace posible su idea como impulsor y ejecutor de la “gran Opera”
      La idea de la Opera en Valencia va destinada por y para la Elite. Quiere meter a Valencia en el circuito internacional a golpe de dinero público y “contratos opacos” (en el símil futbolístico, una ciudad sin equipo de fútbol que construye un Maracaná y juegue la Champions League; ¿cuánto tiempo resistirá, dos, tres años?)
      Esta idea de la ópera de por y para la Elite sale inicialmente redonda: Camps y Rita quieren lucir sus galas, trajes y bolsos de Vuitón y todo ello coincidirá temporalmente durante la celebración del máximo esplendor de la “Valencia Mundial”: la celebración de la America´s Cup (el primer festival del Mediterrani justamente coincidirá con la Copa América, en 2007)
      Camps y Rita sueñan con una Valencia glamurosa; llena de yates, lujo, millonarios a raudales cruzando la Gran Via con Cadillacs. (Él siempre “de traje” codeándose con grandes empresarios a nivel mundial)
      La propia GV expresaba lo siguiente antes de su inauguración: “la Generalitat valenciana pretende atraer a "nuevos turistas urbanos y melómanos de todo el mundo". Se prevé un presupuesto anual "al menos" como los del Teatro Real de Madrid (44 millones) o el Liceo de Barcelona (55). Ambos, con dos salas menos que el Palau.”
      Es decir, ¡¡¡la traca, la gran mascletá¡¡¡

      Eliminar
    3. (sigue) Les Arts se inauguró el 8 de octubre 2005, pero hasta el octubre del año siguiente no se vio su primera representación.
      Desde su inicio sus mentores Helga S. y Lorin Maazel tuvieron plena libertad para llevar a Valencia al Olimpo de la Opera; a la Champion League operística:
      Ese era el objetivo primordial (y único) de construir Opera en Valencia: Ser la élite mundial, la “Creme de la Creme”. Ponerse a la altura (con un chasquido de dedos y de chequera) de Barcelona, Madrid, París, Viena, Berlín, Nueva York o incluso Bayreuth. Más aún si se puede, superarlos.
      Aún recuerdo la “propaganda institucional” publicitando Les Arts en los periódicos Valencianos, comparando el edificio de Calatrava con otros iconos de edificios singulares: Les Arts superaba a la Opera de Sidney ¡¡¡en altura¡¡¡, e incluso a la Opera Garnier¡¡¡¡. Era un díptico muy divertido pues de Opera no se hablaba nada.
      Valencia lo logró: Metha lo logró; y así lo expresaba él mismo en relación a su mágica y espléndida interpretación wagneriana: “Mehta, que estará al frente de la parte musical del proyecto, reconoció ayer que se llega al final de un camino "que ha durado varios años, desde que en 2000 la intendente Helga Schmidt me planteó la idea. Yo decidí aceptar sólo si se contaba con la máxima calidad en todos los elementos, como así ha sido"
      Pero lo logró a base de ingentes cantidades de dinero público de todos los valencianos, dinero que ya no existe.
      El Palau de Les Arts no fue diseñado ni ideado para llevar a escena proyectos como Maror. Cómo decían y haciéndonos eco de las fuentes de la GV en 2007 ¿qué melómano fuera de la Ribera puede venir a ver la opera del Maestro Palau?
      Y ahora la pregunta ¿cómo se acomoda todo este sin sentido a los tiempos actuales?
      La realidad actualidad es: 20 millones de euros anuales para la representación de 7 óperas (más una suspendida) ¿puede la sociedad valenciana aguantar esto?
      Ojo, el objetivo inicial de construir opera en Valencia no era la divulgación cultural de la misma entre los valencianos; eso es lo triste de todo esto.
      http://elpais.com/diario/2005/06/21/espectaculos/1119304805_850215.html
      http://www.publicopera.info/opera200607/ring_val_makingof.html

      Eliminar
    4. Es así, tal y como lo cuentas. La sociedad valenciana no debe aguantar eso, al igual que ocurre con el Teatro Real y el Liceu, el estado debe colaborar económicamente en el proyecto, porque es un buen proyecto cultural, a mi me lo parece, es un producto, que bien financiado, está bien hecho, el problema es el edificio, gran parte de los gastos se tienen que destinar a su mantenimiento, no me extiendo más, te recomiendo este artículo escrito por el Presidente de Amics del'Òpera i de les Arts de la Comunitat Valenciana:
      AUSTERIDAD Y GESTIÓN CULTURAL

      Eliminar
    5. Parece que el enlace no funciona, es el siguiente:

      http://amicsoperaartscv.blogspot.com.es/2012/09/articulo-de-aoacv-en-el-periodico-las.html

      Eliminar
    6. si señor¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ anónimo anterior has retratado la verdad, esa fue la motivación para hacer opera aquí, meter a Valencia en el mapa mundial. Que locura, que megalomanía¡¡¡ Y perdoname maac tus valoraciones actuales son fruto de la herencia de esta manera de entender la ópera, como algo de "calidad", títulos populares y reconocidos, atraer turismo. ...Y todo a golpe de talonario, que política más provinciana, la que considera que todo lo de fuera es mejor. Y no es provinciano hacer Maror, pienso. De verdad.
      SALUDOS

      Eliminar
    7. maac, no le heches la culpa al edificio, es ya la última excusa por no criticar el proyecto de despilfarro. El edificio son 2 millones de euros al año, conozco los números. Y el deficit anual supera en algunos casos, los 4 millones. El despilfarro de las producciones es el motivo. Aunque s mejor hubiese sido otro tipo de edificio. Reaccionad¡¡¡¡

      Eliminar
    8. Para mí hacer ópera de calidad no supone despilfarro, si tú no lo sabes apreciar, lo siento mucho.

      Eliminar
  8. Hola maac, osea que ahora el objetivo es llenar el Palau, como sea¡¡¡¡¡¡ para evitar el déficit. Y si te digo que el mayor déficit lo ha provocado las épocas de máximo esplendor. En esas ecuaciones que has hecho te has olvidado de una variable: EL COSTE DE LA PRODUCCIÓN, aunque se llene el Palau, si la opera es muy cara, déficit brutal¡¡¡¡¡¡ Tanta preocupación por la economía pero depende como se mire. Una contradicción maac
    Otra más, quieres que se llene, con una programación diríamos "tradicional" pero claro si vienen de los pueblos o si es público que viene por cuestiones de identidad valenciana te parece "una motivación tonta". Muy fuerte maac. No me atrevaría decir y soy música, que no me gusta el público que viene por una cuestión de aparentar estatus o representación social (hay muchos así) o los que solo viene a apreciar voces buenas o melodías pegadizas sin tener un verdadero conocimiento musical. Otra contradicción más maac.
    INSISTO: el modelo actual ha producido un déficit MONSTRUOSO al Palau de les Arts¡¡¡ por muy mayoritaria que haya sido la producción
    En definitiva, el modelo actual es caro, elitista, profundamente restrictivo desde el punto de vista artístico y cultural. Es convencional y poco sostenible. Un desastre
    Y ahora viene Maror, que es una propuesta más, con una producción muy floja porque no se la han cogido en serio y saltan todas las alarmas porque es una herejia que no hagamos bel canto. Y esperamos que pase esta pesadilla para que vuelva Turandot y La forza¡¡¡¡ que triste política cultural, más parecida al entretenimento y todo ello por el módico precio de 20 millones de euros.
    Por favor, reaccionad. Haced autocrítica
    perdona pero pienso como un anónimo anterior, tienes prejuicios y contradicciones, aunque estoy de acuerdo con tu valoración artistica de la producción.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde mi punto de vista de aficionadoy amante de la ópera te diré que si la producción es cara y vale la pena no hay nada que objetar, por eso demando mayor financiación. Como verás mi juicio es de índole artística. En la delicada situación económica actual se trata de campear el temporal intentado que Les Arts sea lo más sostenible posible. Es cierto que el proyecto de Les Arts estuvo mal planteado desde el origen, pero sobre todo como continente. Ahora ya tenemos el continente y debemos procurar que el contenido sea el mejor posible (ya sabes que es lo que realmente me interesa de este asunto).
      ¿Si vienen de los pueblos? ¿Y yo de dónde vengo, Anónimo? ¿Te lo has planteado? Soy más de pueblo que las gallinas, con decirte que en mi pueblo viven menos de trescientos habitantes.
      Si hay público que va a Les Arts por cuestiones de identidad valenciana que se lo haga mirar, por favor.
      Ya sé que hay público que va por aparentar estatus y eso ya lo he critiacado en este blog más de una vez.
      Respecto al público que va a apreciar buenas voces y melodías pegadizas algo de sentido musical tendrá, digo yo. Si sabe elegir la obra adecuada a sus necesidades me parece perfecto.
      No sé si se habrá hecho algún análisis serio sobre si un modelo de ópera de calidad es caro o si por el contrario puede generar riqueza, quizás no sea tan caro como pueda parecer en un principio.
      Sostenible, si hay financiación estatal, como ocurre en otros teatros, es absolutamente sostenible, no cabe la menor duda, parto de la base de que la ópera "per se" no es rentable. Si quieres nos vamos todos al fútbol y mandamos a la ópera a tomar culo porque no aporta nada, cerramos el Palau de les Arts, el Palau de la Música, el Teatres de la Generalitat, hacemos cuatro castillos y unas mascletás, bailamos Paquito el Chocolatero en sustitución y todos contentos.
      Maror, tal y como se ha hecho, y no hablo de la calidad de la ópera, es una patata¿Lo entiendes? Yo creo que sí puesto que dices que estás de acuerdo con mi valoración artística. Pues entonces qué problema tienes en que diga en el blog que no es oportuno ofrecer patatas en Les Arts.
      No soy muy partidario de la reposición de Turandot, pero La forza me apetece mucho, y aunque te pese y te rompa los esquemas, la cultura es entretenimiento, así que no hay nada malo en que haya gente que disfrute con ella ¿o eres de los que piensas que para que un producto cultural sea bueno tiene que ser sesudo e incomprensible? A mí me encantaría que se ofrecieran óperas más arriesgadas y estupendas como podrían ser Lady Macbeth de Mtsensk, Pelléas et Mélisande, El castillo de Barbazul, Wozzeck, Die Tote Stadt,.. pero soy consciente de que no es el momento adecuado, por la misma razón que no era el momento para Maror, son óperas minoritarias y antieconómicas, si encima se ofrecieran, como ha pasado con Maror, con una dirección musical y unos cantantes mediocres, apaga y vámonos.
      Respecto al déficil del Palau de les Arts, no tengo ni idea de cómo se ha gestionado económicamente, al parecer no muy bien, pero eso ya es otro tema distinto.
      ¿Que haga autocrítica? Venga... No me hagas reír ¿Pero es que yo he hecho algo aparte de ir a la ópera y expresar mi opinión, quizás y por lo visto, con prejuicios y contradicciones, sobre lo que veo?

      Eliminar
  9. Hola maac, no te cabrees que no vale la pena, confrontemos de manera sensata los argumentos y critiquemos las contradicciones en las que todos vamos incurriendo en la vida, las mías pero también las tuyas y tengamos sensate para darnos cuenta. Así que te propongo que vayamso cuncluyendo. A ver, estamos de acuerdo en que:
    1. La calidad de la producción no ha sido buena y que deberían haberse esmerado más, sin entrar a debatir sobre los diferentes aspectos de la misma.
    2. Maror es una ópera con suficiente calidad para ser interpretada, estrenada en el Palau de les Arts
    3. La concepción inicial del Palau ha sido un error monumental pues los gastos fijos son muy grandes y lo importante es el contenido.

    No estamos de acuerdo en:
    1. EL MOMENTO ECONÓMICO, para mi cualquier momento es el adecuado para hacer Maror, en todo caso porque no incide en nada sobre la situación económica, ni para bien ni para mal, pues todas, absolutamente todas las operas son deficitarias como tu reconoces,
    2. La financiación, al final lo pagamos entre todos y se debe buscar un modelo sensato y sostenible. No vale aquello de "cuanta más inversión mejor" pues los recusos no son ilimitados. Aunque nos apasionese la ópera todo tiene un límite razonable.
    3. La banalización de la cultura popular y la creencia de que lo élitista es "más cultural". Te aconsejo que para vestir un santo no hace falta desvestir otro. Incluso Paquito el Chocolatero tiene mucho mérito, como toda el rock, el pop, etc.. Nunca desligitemos otros tipos de cultura solo por el hecho de que no nos gusten...
    Y poco más
    Un saludo y gracias por todo y lo dicho, no te enfades porque te lleven la contraria

    ResponderEliminar
  10. Al hilo de todo lo expuesto, ¿Qué opinión os merece que se pueda estrenar en Les Arts "Café Kafka"" de J. Luís Coll?
    http://www.lasprovincias.es/20140428/mas-actualidad/cultura/lesarts-estrenara-espana-cafe-201404281542.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.youtube.com/watch?v=qqZZB3sUdZs

      https://www.youtube.com/watch?v=fcmUrCZutNM

      Eliminar
    2. Me parece perfecto si se sabe hacer bien.

      Eliminar
  11. Profesor de piano2 de mayo de 2014, 23:51

    Hola a todos, las críticas son espectaculares, se ha estrenado en el Covent Garden, es un compositor muy premiado, sus obras se estrenan en todo el mundo, merece que se estreno su obra en el centro de perfeccionamiento pues es una ópera de cámara la próxima temporada.
    La promoción de jóvenes compositores que tiene una calidad contrastada es una obligación de las políticas culturales. He visto las críticas en inglés y le tildan "como el compositor que estaba esperando España" y es nuestro. Auqnue ya se sabe aquello que nadie es profeta en su tierra y como Martin y Soler a lo mejor debe quedarse en Londres, donde vive y trabaja actualmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente eso es a lo que me refería en un comentario anterior, que me parece mucho más interesante programar a compositores valencianos actuales para dinamizar el panorama cultural actual. El problema es la forma en que esto se puede hacer para compaginarlo con una programación de ópera de repertorio y en un momento en el que, desgraciadamente los recursos son escasos. Lo malo es que esta propuesta no encontrará apoyo entre el público aficionado más tradicional, ni entre el populismo pseudovalenciano. Para mí que los cabezas pensantes de la consellería se han quedado, respecto a Francisco Coll, con las noticias aparecidas en prensa y no se han dignado a escucharlo, cuando lo hagan les dará un "pantaix".

      Eliminar
  12. qué dices profesor???? que te van a correr a gorrazos. Que eso es politizar el Palau metiendo a valencianos¡¡¡¡ que a lo mejor este chico viene con Paquito el Chocolatero debajo del brazo¡¡¡ déjate de experimentos, como vas comparar a Coll con Puccini y Verdi???? además que perderemos mucho dinero con él¡¡¡¡¡¡¡¡
    Nada, desterradlo a Londres y que no asome por aquí el hocico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También estaría bien programar algo de Golijov.
      Sí, sí con El Chocolatero.... Jajaja

      Eliminar
  13. Profesor de piano3 de mayo de 2014, 23:05

    Francisco Coll es un trombonista y compositor eecepcional. Ha sido compositor residente de la Jove Orquestra, sus obras se han estrenado en esta agrupación. Lo deben conocer y muy bien en el Instituto Valenciano de la Música, que han editado sus obras,Manuel Galduf y todos sus responsables también le conocen.
    El año pasado fue el compositor del festival que prganiza la Generalitat Ensems y se estrenó alguna obra suya. Cualquier persona que viva con cierto rigor la vida musical valenciana le conoce perfectamente y sabe cómo "suena" su música y cual es la naturaleza de su creatividad. Espero que nuestros políticos responsables en materia musical conozcan a este músico y su obra.

    ResponderEliminar