jueves, 8 de diciembre de 2011

ARIAS FAVORITAS - "Sol da te, mio dolce amore"


Vivaldi: Orlando Furioso. "Sol per te mio dolce amore" (Ruggiero)
Philippe Jaroussky, Ensemble Matheus
Dir.: Jean-Christophe Spinosi


Sol per te mio dolce amore
Questo core
Avrà pace avrà conforto.
Le tue vaghe luci belle
Son le stelle,
Onde amor mi addita il porto.

Después de la liguilla de Cenerentolas parece que me ha dado un arrebato barroco, no lo he podido evitar, habrá sido una reacción. Siempre se van sucediendo etapas en la que me tira  más un estilo u otro de música, ahora parece que le ha tocado el turno a los Haendel, Porpora, Caldara, Scarlatti, Vivaldi, Bononcini... Y en el apartado "Arias Favoritas" me parece casi lógico que tenga que aparecer un aria de Vivaldi, se trata de un aria que canta Ruggero en la ópera Orlando Furioso, estrenada en Venecia en 1727.  Pero tranquilos, que esto dura unos días -a veces incluso meses- y luego suele pasar, aunque no tengo prisa.

En el estreno el papel de Ruggiero, el caballero que enamora a la hechicera Alcina y que aquí está loquito por ella, ante la estupefacción de Bradamante, gracias a los efectos de un encantamiento, fue interpretado por un castrado contralto, Giovanni Andrea Tasi, nosotros la escucharemos cantada por el contratenor Philippe Jaroussky, no es precisamente contralto, pero bueno, tampoco es castrado, nada que ver con el original, pero suficiente para hacerse una idea porque este hombre canta realmente bien, su dicción y fraseo es impecable, es expresivo, elegante y musical, no tiene problemas de fiato, hasta se marca algún que otro trino. Además, siempre será mejor un contratenor que no un barítono, que es lo que emplea Claudio Scimone en su grabación integral de la ópera, un auténtico atentado aunque el cantante se llame Sesto Bruscantini -no recomiendo acudir a su versión ni como curiosidad-. 

El aria, cuyo ritmo, no sé cómo estará marcado en la partitura, en la versión de Spinosi está entre un largo y un andante, es de considerable extensión y es estructura tripartita, tiene un obligado para flauta travesera bellísimo, "made in" Vivaldi, a veces ésta dobla la voz o juega con ella, mientras que otras veces, como en la entrada, es totalmente independiente, las cuerdas, desde el fondo, como si fuera un eco lejano se dedican a crear un ambiente onírico, un colchón sobre el que flotan voz y flauta. ¡Vaya con esta grabación de 2004, la tenía olvidada y ha valido la pena volverla a escuchar!



5 comentarios:

  1. Todo un regalo para los oídos.
    Gracias Maac.

    ResponderEliminar
  2. Arias como esta me reconcilian con el barroco... y hasta con los contratenores.

    Bellísimo. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Maac:
    Tus arias barrocas son inqüestionablemente hermosas. Aún canturreo secretamente "O del mio dolce ardor" gracias a tí.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que os guste a los cuatro, el mérito es de Vivaldi y los intérpretes.

    ResponderEliminar