lunes, 20 de octubre de 2008

Conjuntos vocales: Quinteto de La finta giardiniera

Belfiore, en un ataque de celos, golpea a su amada, la condesa Violante, y creyéndola muerta, la abandona y huye a otra ciudad.
Un año después, Violante descubre que Belfiore está escondido en Lagonero y va en su busca junto con su criado Nardo; haciéndose pasar por jardinera, bajo el nombre de Sandrina, es contratada por el alcalde de aquella ciudad. Éste se enamora de la jardinera Sandrina, mientras que el celoso Belfiore está prometido con la sobrina del alcalde. Así comienza La finta giardiniera.




Dieciocho años tenía Mozart cuando compuso este quinteto, y si lo traigo al blog no es por su carácter revolucionario sino por su frescura, es bastante conservador, no hay grandes hallazgos o genialidades, hay momentos en los que me recuerda -Serpetta, sobre todo- a Despina en Così fan tutte, y no voy a decir que el coro -en la versión en alemán- me recuerda muy ligeramente algún fragmento del Oratorio de Navidad de Bach porque vais a pensar que estoy loco.

El quinteto sirve de introducción a la ópera, tras la obertura, y su acción tiene lugar durante los preparativos de la boda entre Arminda y Belfiore, al principio todos los protagonistas del conjunto cantan al unísono, están entusiasmados por la felicidad que se respira en un día tan señalado; seguidamente cada personaje tiene una pequeña intervención en solitario y las cosas cambian bastante, el único que tiene motivos para estar alegre es Belfiore:


- Ramiro (mezzosoprano), enamorado de Arminda, se lamenta porque no puede ver correspondido su amor. Este papel en origen era interpretado por un castrado.
- Belfiore (tenor), sí está exultante de felicidad, va a asarse con Arminda.
- Sandrina (soprano), enamorada de Belfiore, y al igual que Ramiro, se lamenta porque no puede ver satisfecho su amor.
- Nardo (bajo), enamorado de Serpetta, tampoco es correspondido.
- Y, finalmente, Serpetta, enamorada del alcalde Anchise se lamenta en los mismos términos que Nardo.

Tras la sinceridad de las intervenciones en solitario se repite el coro inicial y las miserias de los personajes vuelven a quedar ocultas ante la alegría general.



SANDRINA, SERPETTA, RAMIRO, IL PODESTÀ, NARDO
Che lieto giorno,
Che contentezza,
Qui d'ogn'intorno spira allegrezza;
Amor qui giubila, brillando va.

RAMIRO
Fra cento affanni sospiro e peno,
Per me non splende mai di sereno,
Per me non trovasi felicità.

IL PODESTÀ
Il cor mi balza per il piacere,
Tra suoni e canti dovrò godere:
Sandrina amabile pur mia sarà.

SANDRINA
Sono infelice, son sventurata,
Mi vuole oppressa la sorte ingrata,
Di me più misera no non si dà.

NARDO
Neppur mi guarda, neppur m'ascolta;
Farà costei darmi di volta,
(accennando Serpetta)
Ma se mi stuzzica la pagherà.

SERPETTA
Con quella scimmia già s'è incantato,
Fa il cascamorto, lo spasmato,
(accennando il Podestà)
Ma se mi stuzzica la pagherà.

RAMIRO
Celar conviene la pena ria.

IL PODESTÀ
Via sollevatevi, Sandrina mia.

SANDRINA
Son troppe grazie, troppa bontà.

RAMIRO
Vedrò placata l'iniqua stella.

IL PODESTÀ
Non so lasciarla ch'è troppo bella.

SERPETTA
Son pieni gl'uomini di falsità.

SANDRINA, SERPETTA, RAMIRO, IL PODESTÀ, NARDO
Che lieto giorno,
Che contentezza,
Qui d'ogn'intorno spira allegrezza;
Amor qui giubila, brillando va.



La finta giardiniera (KV 196) se estrenó para los carnavales en Munich el año 1775 por encargo del príncipe elector Maximiliano III y está basada en un libreto de Giuseppe Petrosellini (1727-1799), autor de El barbero de Sevilla de Paisiello. El éxito fue considerable pero sólo se ofrecieron tres representaciones, reponiéndose en Praga en 1796. El original italiano se descubrió en 1978 -el texto completo en alemán en 1960-, ya que esta ópera sufrió modificaciones en 1780 convirtiéndose en un singspiel con texto en alemán bajo el título Die verstellte Gärtnerin (La jardinera disfrazada); durante los siglos XIX y XX aunque no fue muy representada sufrió algunos arreglos representándose con bajo el título Die Gärtnerin aus Liebe (La jardinera enamorada) en 1928.

Ahora podemos escuchar la versión en alemán, en ésta se añade la intervención de un coro reforzando el quinteto: "Welches Vegnügen"



CHOR
Welches vergnügen, welch frohe Tage,
welch shöne Gegend, welch frohe Tage,
Wonne und Liebe verbreiten sich hier!

RAMIRO
Verbog'nes Leiden macht mich verzagen,
mein Herz empfindet stets neue Plagen,
Freud' und Zufriedenheit fliehen von mir.

DER PODESTÀ
Das schönsten Mädchen sich zu gewinnen,
liebliche Lieder ihr zu ersinnen,
nur für Sandrinen mein Herz ist bewahrt.

SANDRINA
Ach, welche Schwermut drückt meine Seele,
daß ich mit Sorgen mein Herz nur quäle,
Verfolgt das Schiksal wohl jemand so hart?

NARDO
(aus Serpetta deutend)
Sie widerstrebt, mich nur anzusehen.
Auf Weibertreue ist nicht zu gehen,
das ist ja männiglich gar wohl bekannt.

SERPETTA
In diese Buhlerin ist er vernarret,
steht unbeweglich da und fast erstarret.
(auf den Podestà deutend)
Sollt' er betrügen mich, quäl ich ihn tot.

RAMIRO
Mein bittres Leiden muß ich verhehlen.

DER PODESTÀ
Gutes Sandrinchen, nichts soll dich quälen.

SANDRINA
So viel Holdseligkeit bin ich nicht wert.

RAMIRO
Wird sich wohl enden mein herbes Leiden?

DER PODESTÀ
Von dieser Schönheit kann ich nicht scheiden.

SERPETTA
Der Männer Falschheit ist ganz unerhört.

CHOR
Welches vergnügen, welch frohe Tage,
welch shöne Gegend, welch frohe Tage,
Wonne und Liebe verbreiten sich hier!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada