martes, 2 de diciembre de 2008

Kullervo , Op. 7

video

Kullervo, Op. 7 es una Sinfonía Coral compuesta por el finlandés Jean Sibelius (1865-1957), la acabo de descubrir recientemente gracias al blog El resto es ruido, dedicado a la música del siglo XX. Ha sido un flechazo instantáneo, me gustaría encontrar el texto traducido al castellano. La podéis descargar del blog citado siguiendo este enlace, se trata de una grabación del sello BIS realizada por los Helsinki University Chorus y la Lahti Symphony Orchestra bajo la dirección de Osmo Vänskä y con la colaboración de los solistas Raimo Laukka y Lilli Paasikivi.


Kullervo, Op. 7, fue subtitulada como "poema sinfónico para solistas, coro y orquesta". La obra, basada en Kullervo, un personaje del Kalevala, poema épico finlandés de tradición oral, se estrenó con mucho éxito en 1892. A pesar de ello Sibelius renegó de ella y sólo la reconoció al final de su vida, permitiendo la ejecución del tercer movimiento con ocasión del centenario de la edición del Kalevala en 1935. Después se ejecutó en 1958, un año después de la muerte del compositor, bajo la dirección de su yerno Jussi Jalas. La primera grabación de la obra tuvo lugar en 1970.

Dura entre 70 y 80 minutos. Se compone de cinco movimientos, cada uno de los cuales está basado en una época diferente de la vida de Kullervo. El tercer y quinto movimientos contienen pasajes dialogados y están escritos para las voces de barítono, soprano y coro masculino (encargado de la narración). El resto de movimientos (1º, 2º y 4º) son puramente instrumentales.

1. Introducción.
2. La juventud de Kullervo.
3. Kullervo y su hermana.
4. Kullervo va a la guerra.
5. La muerte de Kullervo.

Así los resume Juan Antonio Brennan en el programa de mano de un concierto ofrecido en el Instituto Nacional de Bellas Artes de México el pasado mes de octubre, que suponía el estreno de la obra en México:

"Los dos primeros movimientos de la sinfonía Kullervo son puramente instrumentales. El primero de ellos funciona como una introducción general al carácter y al estado de ánimo de toda la obra. Está concebido y realizado con apego a la estructura de una forma sonata, y como bien lo señala el musicólogo Robert Layton, es posible percibir aquí la influencia de Anton Bruckner (1824-1896), compositor a quien Sibelius admiraba profundamente. El segundo movimiento es una descripción particular de la personalidad de Kullervo; menos poderoso y más lírico que el primero, parece aludir en algunos momentos a la música de Piotr Ilyich Chaikovski (1840-1893). Después de este par de movimientos introductorios, Sibelius presenta el núcleo narrativo de la composición. Tanto en su extensión como en su contenido, el tercer movimiento de Kullervo es el más significativo en el contexto de la estructura general de la obra. Después de una introducción orquestal el coro masculino, a la manera de un coro de tragedia griega, describe a Kullervo y narra el viaje del héroe en su trineo, para cumplir con su deber de pagar los impuestos. De regreso, Kullervo se encuentra a una hermosa doncella, y la invita a subir a su trineo; el diálogo entre Kullervo y la doncella es encomendado a un barítono y una soprano. La doncella rechaza el intento de seducción de Kullervo, quien la sube por la fuerza a su trineo. La doncella exige a Kullervo que la deje libre, pero el seductor le muestra las riquezas que trae en su trineo, y ella queda deslumbrada por la plata y las lujosas telas. Las líneas que canta el coro en ese momento son, a la vez, muy claras en cuanto a la moral de la doncella, y eufemísticas en cuanto al resultado de las riquezas de Kullervo en su conducta:

Pronto las ricas telas la marearon
El dinero la transformó en novia
La plata la destruyó
Y el brillo del oro la engañó

No es difícil entender a partir de estas líneas que Kullervo y la doncella se hacen amantes. Después, la muchacha quiere saber más de su seductor y le pregunta por su noble estirpe y su bravo linaje. Brevemente, Kullervo le dice que su estirpe nada tiene de noble y brava, y que no es más que el infeliz hijo de Kalervo. Procede entonces a preguntarle a la doncella por su propia historia y familia. Ella, horrorizada, se declara la infeliz hija de Kalervo y narra cómo, tiempo atrás, se había perdido en el bosque mientras recogía frutas silvestres. Y cuenta que en su desesperación por estar perdida quiso quitarse la viada, y ahora lamenta no haberlo hecho y haber caído en los horrores del incesto involuntario. A su vez, Kullervo lamenta el cruel destino que lo ha convertido en amante de su hermana, y clama por la muerte. En su intento por pagar su culpa con la vida, Kullervo se va a la guerra, pero sus dotes de guerrero le permiten sobrevivir. Esta parte de la historia está descrita en el tercer movimiento de la sinfonía, que es puramente instrumental. En el movimiento final, el coro masculino describe cómo, al regresar de una de tantas batallas, Kullervo llega fortuitamente al paraje en el que había seducido a su hermana. Agobiado por el remordimiento, el trágico héroe saca su espada y sostiene un soberbio diálogo con ella. Kullervo le pregunta si está dispuesta a quitarle la vida, y la espada le responde:

¿Por qué, si mi corazón lo desea
No habría de devorar tu carne
Y beber tu malvada sangre?
¿Yo, que he devorado carne inocente
Y bebido tanta sangre que no había pecado?

Terminado el diálogo, Kullervo se arroja sobre su espada y muere para expiar la culpa. Las líneas finales de este runo del Kalevala son una buena muestra del estilo general de esta magna obra de le épica tradicional finlandesa:

Fue así que pereció el joven
Así murió Kullervo el héroe
Terminó así la vida del héroe
Pereció así el infortunado héroe

Uno de los muchos elementos que da coherencia y unidad a la obra está en el hecho de que el tema de la coda del primer movimiento de la sinfonía es retomado por Sibelius para acompañar la muerte de su trágico héroe."

En Youtube he encontrado unos vídeos con la Swedish Radio Symphony Orchestra dirigidos por un joven Esa-Pekka Salonen en Estocolmo en 1995, los solistas son Marianne Rorholm y Peter Mattei, están subtitulados al italiano por lo que es fácil seguir la historia:







1 comentario:

  1. Mira que en su día busqué esta obra en tiendas y equinos informáticos portadores de regalos y no hubo forma de encontrarla. Gracias por refrescarme las ganas de escucharla y por facilitar que eso sea posible.

    ResponderEliminar