viernes, 19 de diciembre de 2008

L'Arbore di Diana ya está aquí


Pues sí, el domingo estrenarán la ópera de Martín i Soler. Me hubiera gustado elaborar una guía de audición pero me ha sido imposible hacerme con alguna grabación, es una ópera que, salvo la obertura y un par de arias, no se ha grabado. Os dejo un enlace a una noticia y un vídeo. Con no sé cuánto tiempo de retraso por fin veremos funcionar la sala del Teatro Martín i Soler --anexa al edificio principal del Palau de Les Arts-- como recinto dedicado a la ópera "de cámara", que para eso fue concebido.

En la enlace a la noticia se da explicación a algo que nunca he entendido: ¿Cómo es que en menos de un año en Valencia, por un lado y en coproducción entre el Teatro Real y Liceu, por otro, se estrenan dos nuevas producciones de una ópera que no está asentada en el repertorio? Con explicación y todo, sigo pensando lo mismo: Podrían haberse dedicado los esfuerzos en dos producciones distintas del mismo autor. Lo que se va a hacer me parece que es tirar el $$$.

Dos cosas positivas:
- La presencia en los principales papeles de cantantes valencianos de reputada solvencia, comenzando, por supuesto, por Ofelia Sala.
- La dirección de escena de Daniel Slater, si está al nivel de Esponsales en el Monasterio, una de las mejores puestas -procedente de Glyndebourne- que hemos visto en la Sala Principal del Palau de Les Arts, será extraordinaria.

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/12/18/valencia/1229630089.html

video

El argumento lo podéis encontrar AQUÍ.

2 comentarios:

  1. Yo también he leído las declaraciones de Helga y he pensado lo mismo, vaya forma de tirar el dinero. Pero ya que está hecho, espero al menos que el resultado valga la pena, la verdad es que tengo muchas ganas de ver la sala y de conocer la obra.

    ResponderEliminar
  2. Es una sala preciosa, coqueta, el público un poco inclinado, en equilibrio inestable, a los mayores los han de coger de las manos para poder subir por las escaleras, pero creo que tiene una audición mucho mejor que la sala principal.
    Allí asistí al conciero de La Canción de la Tierra de Mahler, versión de Sonberg, una de Takemitsu i el maravilloso Idilio de Sigfrido de Wagner.
    El escenario es un poco pequeño como para hacer una ópera, pero ya veremos esta tarde.

    ResponderEliminar