jueves, 22 de noviembre de 2012

Vamos con "I due Foscari" (V) - Silencio y misterio.



En I due Foscari, el coro se erige en verdadero protagonista, de ahí que haya querido dedicarle un post específico. Nada más terminar el preludio del primer acto el Consejo de los Diez y la Giunta se están reuniendo en el palacio ducal, se disponen a enjuiciar a Jacopo. Comienza el coro de senadores, la música es siniestra y misteriosa, nada que ver con los belcantistas coros de aldeanos que introducen otras óperas más amables, aquí de lo que se trata es de generar intriga. Toda la intervención gira entorno a tres palabras pronunciadas sottovoce: silencio, misterio y jusiticia; y además, piden para ellos, como gobernantes de Venecia, temor y respeto. Vaya contradicción, ¿no? No hay nada que se oponga más a la idea de justicia que silenciar los hechos, la justicia pide a gritos luz y transparencia, el misterio casa más con lo religioso.





También, con la entrada de Lucrecia Contarini hay una intervención del coro, esta vez son las voces femeninas, las doncellas intentando, y consiguiéndolo, aplacar la ira de Lucrecia Contarini, ya lo escuchamos en una entrada anterior.

La segunda aparición del coro de senadores tiene lugar casi antes del final del acto una vez se ha celebrado el juicio, para dar a conocer la sentencia condenatoria: Jacopo partirá exiliado a Creta, su silencio lo acusa -aquí no hay presunción de inocencia-, no importa que sea el hijo del Dux ni que por medio de la carta enviada al duque de Sforza sólo intentara una intercesión para poder volver junto a su familia. Los jueces consideran que  han tratado a Jacopo como a un ciudadano de la república más, la justicia es igualitaria, y que han sido clemente al librar al reo de la muerte. Si el primer coro de senadores intervenía antes de la aparición de Jacopo, este segundo lo hará antes de la de Francesco; comienza siendo un andante con moto, pasa luego a vivacissimo y termina volviendo al andante con moto haciendo, por último, referencias melódicas al coro inicial.



Y con esto damos por terminado el primer acto.

ENTRADAS ANTERIORES:


1) Presentando al tenor

2) ¿Es que no piensas hacer una introducción?

3) Entra Lucrecia Contarini

4) Papá Foscari

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada