miércoles, 15 de abril de 2015

Nabucco (6) - Audición de la Primera Parte



Nabucco comienza con una una Sinfonía/Obertura y que se compuso una vez concluida la ópera, su duración aproximada es de unos 8 minutos. Excepto el primer tema expuesto, un andante, la Sinfonía combina algunos de los temas principales de la obra: El coro “Maledetto” (Escena IV de la Segunda Parte), el “Va pensiero” ligerísimamente modificado, el coro de sacerdotes (Segunda Parte), el Finale I y el dúo entre Nabucco y Abigaille en  la Tercera Parte;  siguiendo el  modelo rossiniano se divide en dos partes, una primera lenta y una segunda rápida, finalizando en una stretta (prestissimo).




PRIMERA PARTE:  JERUSALÉN

La acción se sitúa en el interior del templo de Salomon y comienza con un coro: “I arredi festivi” que funciona como una introducción (así está catalogado en la partitura).. El pueblo hebreo al verse asediado por las tropas de Nabucco está afligido, luchar ya no es suficiente, el único recurso que le queda es la plegaria a Dios, lo que hacen postrándose en tierra. Primero interviene el pueblo hebreo, después el coro de levitas seguido del de vígenes, para finalmente cantar todos juntos.  


Aparece el sacerdote de Jerusalén,  Zaccaria, que trae de la mano, como rehén, a Fenena, la hija de Nabucco, piensa que les servirá para conseguir la paz. Lo que antes era consternación ahora se convierte en esperanza. Esta intervención de Zaccaria consta de un recitativo con acompañamiento del coro y la cavatina “D'Egitto là sui lidi”, un andante de ondulante melodía en el que también interviene el coro.


Llega Ismaele con algunos guerreros y anuncia que Nabucco se acerca desafiante, la resistencia opuesta no es suficiente. Estamos ante  un pasaje de transición a la cabaletta con una pequeña intervención del coro. 



En la cabaletta “Come notte e sol fulgente” Zaccaria da respuesta a la información proporcionada por Ismaele dejando a Fenena en custodia de Ismaele. También la cabaletta cuenta con la intervención del coro. Seguidamente salen todos de escena excepto Ismaele y Fenerna. Por lo visto parece que el coro en esta ópera va a tener bastante importancia. ¿Qué conoceremos sobre Ismaele, el general hebreo, y Fenena, la hija de Nabucco?


Cuando llegamos a la cuarta escena encontramos que Ismaele y Fenena han quedado solos, los amantes nos ponen al corriente de los antecedentes. Tiempo atrás, cuando Ismaele era embajador de Judea en Babilonia y había sido aprisionado por Nabucco, se enamoraron y Fenena consiguió liberarlo, no sin riesgo porque Abigaille, que a su vez estaba enamorada de Ismaele, estaba al acecho, ahora es a Ismael al que le toca corresponder y se encargará de liberar a Fenena, aunque para ello deba desobedecer las órdenes de Zaccaria. Ismael avanza para abrir una puerta secreta pero es sorprendido por Abigaille que,  espada en mano y rodeada de un grupo de soldados asirios disfrazados de hebreos, han tomado el templo. Ante ella tiene a su propia hermana y al hombre que no supo corresponder su amor. La venganza está servida. Todo esto es resuelto en un recitativo acompañado en el que Verdi aprovecha para caracterizar a Ismael como el típico tenor romántico joven y apasionado, mientras que comienza a torturar a la intérprete de Abigaille con saltos de octava y escalas ascendentes y descendentes.


Pero antes de vengarse Abigaille concede a Ismaele la oportunidad de quedarse con ella, lo cual evidentemente es rechazado, nuestro héroe prefiere morir, mientras tanto Fenena sufre una súbita conversión al Dios hebreo al que pide que salve a Ismaele (su hermano, lo llama) aunque ella tenga que perecer. Eso se resuelve en un breve y, aunque no exento de belleza, convencional trío (terzettino) que es iniciado por Abigaille, incorporándose después Ismaele y finalmente Fenena.



Comienza en ese momento a llegar gente y con ella el Final de la Primera Parte: Entran primero las mujeres hebreas, después se van incorporando todo los sectores del pueblo hebreo, desde los levitas hasta los guerreros, finalmente Zaccaria y Ana, están todos desesperados, Nabucco está a las puertas del templo, se escucha una banda interna acercándose. Aparece Abigaille anunciando que va a entrar Nabucco y van llegando soldados babilonios y finalmente Nabucco (según el libreto debe entrar a caballo, con el escándalo del sacerdote Zaccaria por el atrevimiento que eso supone). Desde esta entrada hasta la grandiosa y espectacular de Radamés victorioso en Aida, Verdi tendría que pasar por galeras.


Tras un rifirrafe entre Nabucco y Zaccaria en recitativo acompañado comienza el concertante. 



El cocertatnte: Nabucco amenazando a los que no se sometan a su poder, Zaccaria usando a Fenena como rehén, Abigaille deseando que Zaccaria acabe con su hermana y rival, en esas que Ismaele libera a Fenena, En una stretta final Nabucco ordena quemar el templo y Abigaille quiere ver a todos los judíos exterminados. Ana, Fenena e Ismael confían en el amor mientras Zacarria y el resto del pueblo hebreo acusan a aquél de traidor y lo maldicen. El concertante también tiene su cabaletta (una stretta, presto) con su preceptiva repetición y su previo pasaje de transición.



Fin de la Primera Parte.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada