jueves, 20 de diciembre de 2007

Schwarzkopf y el lied.

Schwarzkopf es una de las grandes liederistas del siglo XX, cantó sobre todo obras de Schuman, Schubert, R. Strauss y Wolf. No es fácil ser un buen intérprete de lied, su breve duración exige de éste un gran conocimiento del idioma y, en consecuencia, una dicción clara y capacidad para expresar los acentos del texto poético, no es necesario tener una voz extensa ni especialmente bella, basta con saber expresar y tener musicalidad. Podría decirse que dentro de su facilidad técnica se esconde su trampa: las melodías simples, la armonía elemental, la facilidad en la ejecución hace necesaria la presencia de un gran artista que sepa colorear cada palabra, jugar con el piano, plasmar en el aire todos y cada uno de los matices del texto. Decía Victoria de los Ángeles, otra gran liederista, que cuando estamos ante una buena interpretación de un lied no es necesario entender el texto, el canto acompañado por el piano son suficientes para comprenderlo, aunque no estoy del todo de acuerdo con doña Victoria sí reconoceré que algo de razón tenía, a veces nos parece que las palabras no son necesarias, pero quizás esto no es más que una ilusión. Pues bien, Elisabeth Schwarzkopf tenía todas las cualidades señaladas para ser una gran intérprete de lied romántico, dominaba el alemán, su dicción y fraseo eran impecables, sabía colorear su timbre para resaltar uno y mil matices del texto sin llegar a excesos de afectación.
Vamos a escuchar a Schwarzkopf cantando "Seligkeit" de Schubert en 1961 con Gerald Moore al piano y en 1976 Geoffrey Parsons:


video

video

Freuden sonder Zahl
Blühn im Himmelssaal
Engeln und Verklärten,
Wie die Väter lehrten.
O da möcht ich sein
Und mich ewig freun!

Jedem lächelt traut
Eine Himmelsbraut;
Harf und Psalter klinget,
Und man tanzt und singet.
O da möcht ich sein
Und mich ewig freun!

Lieber bleib ich hier,
Lächelt Laura mir
Einen Blick, der saget,
Daß ich ausgeklaget.
Selig dann mit ihr,
Bleib ich ewig hier!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada