miércoles, 29 de octubre de 2008

Gracias, duendecillo.

Sé que no quieres agradecimientos, ni públicos ni privados.
Gracias, duendecillo, por lo que ya sabes.
Sé que te gustará.

Lisa Della Casa y Fischer Dieskau, dúo del segundo acto de Arabella.

video

ARABELLA

Und du wirst mein Gebieter sein
und ich dir untertan.
Dein Haus wird mein Haus sein,
in deinem Grab will ich
mit dir begraben sein...
so gebe ich mich dir
auf Zeit und Ewigkeit.

MANDRYKA

Meine Allerschönste...
... in dieser Stunde
erhöh ich dich,
und wähle dich zu meiner Frau,
und wo ich Herr bin,
wirst du Herrin sein
und wirst gebieten,
wo ich der Gebieter bin!

5 comentarios:

  1. Al duendecillo no lo sé pero ha mi me ha gustado y mucho, gracias por ponerlo!

    ResponderEliminar
  2. Obviamente quise decir que a mí me ha gustado y mucho (¿para cuándo un editor en el blogger?)

    ResponderEliminar
  3. Pues el duendecillo está encantado, por separado son extraordinarios, juntos y con esta música son ...el duendecillo se va porque se ha quedado sin palabras

    ResponderEliminar
  4. Hay muchas cosas sorprendentes en la vida.
    Una de ellas es encontrarte con algún duendecillo que sin esperarlo, por eso son duendecillos, te regale con un gesto, una palabra, un abrazo, un beso, una mirada o cualquier otra "cosilla" que te haga más feliz.

    Vivan los duendecillos. Yo conozco alguno...

    ResponderEliminar
  5. Ah! un duendecillo informático me ha dejado a medias.
    La banda sonora para el duendecillo es maravillosa, de duendecillo vaya!

    ResponderEliminar