viernes, 27 de abril de 2012

Arias favoritas - "L'alma mia fra le tempeste" - Los tiempos no han cambiado tanto.


Haendel compuso Agrippina a finales de la primera década del siglo XVIII para ser estrenada en los carnavales de Venecia, su enriquecedora y fructifera etapa italiana estaba llegando a su fin. En uno de los recitativos de la ópera Agrippina, la hija de Augusto y madre de Nerón, dice aquello de "All'opra, all'opra; Lode ha, chi per regnar inganno ad opra" (¡Vamos allá, Adelante! Reinaré, aunque sea mediante el engaño). Lamentablemente, en muchos aspectos, los tiempos no han cambiado tanto.



Al recitativo le sucede una de las arias más conocidas de la ópera (y Agrippina tiene unas cuantas), "L'alma mia fra le tempeste" en la que la voz de la intérprete juega con el oboe rivalizando en virtuosísmo. La escucharemos cantada por Alexandrina Pendatchanska con un acompañamiento de lujo, la Akademie fur Alte Musik Berlin bajo la dirección de René Jacobs::




Recitativo:

Quanto fa, quanto puote necessità
Di fato, io stessa io stessa!
Nulla più trascuri;
All'opra, all'opra;
Lode ha, chi per regnar inganno ad opra.

Aria


L'alma mia fra le tempeste
Ritrovar spera il suo porto.
Di costanza armato ho io petto,
Che d'un regno al dolce aspetto
Le procelle più funeste
Son oggetti di conforto.



¡Todo se ha hecho y se ha hecho por necesidad!
¡No hay paso atrás!
La suerte está echada.
¡Vamos allá, adelante!
Reinaré, aunque sea mediante el engaño.




Mi alma, a través de la tempestad,
espera atracar en puerto seguro.
De constancia he armado mi pecho,
pues la dulce perspectiva
de un reinado vencerá
a las más funestas desgracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada