lunes, 16 de abril de 2012

PALAU DE LES ARTS ¿Que pasará con Helga Schmidt?


El paso de Helga Schmidt por Les Arts está marcado por una muy buena gestión artística para el limitado presupuesto del que se dispone en relación a otros teatros pero también por una pésima gestión administrativa que se ha traducido, sobre todo, en el descontento de la plantilla del teatro y de gran parte de los abonados y resto de público sobre todo por la falta de información y transparencia. Por otra parte su programación ha sido poco atrevida en lo escénico-sobre todo en las últimas temporadas- y bastante conservadora en lo musical, algo que hasta cierto punto es lógico en un teatro en pleno lanzamiento, no consolidado y ávido de público, Valencia, ciudad en la que en el pasado siempre había tenido cabida la ópera había dejado en las últimas décadas el género de lado.



Hasta ahora el sueldo de Helga Schmidt, la intendente del Palau de les Arts, era de 180.000 euros al año, que se incrementaba hasta los 250.000 euros si anadíamos las dietas, pero el pasado jueves, José Ciscar, vicepresidente del Consell, anunciaba la reducción del sueldo de la intendente en un 60%, quedándose en 68.000 euros anuales brutos, para hacernos una idea viene a ser una cantidad equivalente a la que gana nuestro Presidente de la Generalitat y es superior al límite acordado para los altos cargos del sector público empresarial y fundacional, que se equipara con el de un director general, 55.391,06 euros.

¿Qué consecuencias tendrá esta reducción salarial en el organigrama del Palau de les Arts?

Desde que el Maggio Musicale Fiorentino ofreciera a Helga Scmidt el cargo de superintendente hace dos años (ofrecimiento que fue rechazado) se viene especulando bien con la posibilidad de que Helga Schmidt abandonara su cargo Les Arts, bien con la posibilidad de que fuera cesada. 

Fue el periódico Las Provincias el que en agosto del año pasado aseguraba que Schmidt quería dejar su puesto por su descontento con los contínuos recortes presupuestarios que ha sufrido el coliseo desde su inauguración. 

Por otra parte, rumores que al parecer han salido de la propia administradora del Palau de les Arts, Concha Gómez, apuntan a que el cese de la intendente es inminente, en este caso sería la propia Concha Gómez la que asumiría las funciones de gestión y sería necesario nombrar un director artístico que, evidentemente, tedría que ser mucho más económico que Helga Schmidt.  

La austríaca tiene un contrato que la liga con el Palau de les Arts hasta el año 2013;  si ella decide, a pesar del recorte de sueldo, mantenerse en el puesto, su cese tendría que pasar por la correspondiente indemnización, solución que no me parece la más acertada desde un punto de vista económico en un período de crisis como el actual. 

El hecho de que el sueldo de Schmidt supere en 13.000 euros al estipulado para los altos cargos, siendo junto con el rector de la  Universidad Internacional Valenciana la única excepción a la homologación de sueldos de directivos de empresas y fundaciones públicas, me hace pensar en que se ha optado por una solución negociada entre las dos partes y de que Schmidt estará al frente de Les Arts por lo menos hasta el 2013. El tiempo nos sacará de dudas.

6 comentarios:

  1. Il tempo delle vacche grasse sono finiti!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y parece que tardará bastante en volver.

      Eliminar
  2. Helga fue una muy buena directora artística cuando había dinero. Ahora, bastante menos. Y con Wellber nos la ha colado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, artísticamente no ha estado tan mal esta temporada, Mariotti en Rossini, Gergiev con Berlioz, Chailly con Strauss -lamentablemente no pudo ser pero con una acertadísima sustitución de última hora por Adrew Davis, que nos sorprendió a todos, como también la excelente Ariadne de Andrew Wagner-, una Iolanta con las huestes del Real a la que no pude asistir pero que a juzgar por las crónicas ha sido de lo mejor de la temporada, una Thaïs casi redonda muy bien dirigida por Founillier, un Cid de Massenet prometedor (ya veremos), un buen Boris Godunov dirigido por Wellber, que tampoco ha estado tan presente en la temporada con una Vida Breve que contó con el beneplácito de la prensa y una Tosca exitosa, aunque fallida desde mi punto de vista. El Festival del Mediterráneo también es prometedor: Trovatore, Medea y Tristán e Isolda en versión concierto. Asimismo es destacable la presencia de Mehta, Domingo -en la dirección menos- y del ballet del Mariinsky con Gergiev. No ha estado tan mal, ojalá al año que viene se pueda mantener el nivel.
      Lo de Wellber seguramente, aparte de que ha servido para soltar lastre económico, ha sido un fallo pero no creo que nos la haya intentado colar porque nadie suele echar piedras en su propio tejado.
      Seguramente habrá quien con el mismo dinero podrá hacerlo mejor ¿tú sabes de alguien?

      Eliminar
  3. Yo no tengo por qué saber quién lo puede hacer mejor que ella, pero eso no quiere decir que ella lo haya hecho bien. Tampoco sé quién puede ser mejor presidente del gobierno que Rajoy, y eso no va a convertirlo en un buen presidente, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquiera puede ser mejor presidente del gobierno que Rajoy, no te quepa duda.

      Eliminar