sábado, 15 de marzo de 2008

Las mujeres del Anillo (5) - Las Tres Nornas


Ya iba siendo hora de volver a la serie de entradas dedicadas a las mujeres del Anillo, hoy las Nornas. Se trata de las tres hijas de Erda, personaje que ya ha pasado por el blog, y se corresponden con las Moiras o Parcas de la mitología grecorromana, también se las ha emparentado, Pierre Boulez, con las tres hechiceras de Macbeth.

Aparecen en el Prólogo de la Tercera Jornada de El Anillo: El ocaso de los Dioses (Der Götterdämmerung), el decorado es el mismo con el que termina Siegfried, la roca de las Walkyrias. Tienen edades diferentes, la primera es la mayor -teje el pasado- y como Erda, es contralto; la segunda es más joven -teje el presente- y es mezzosoprano; y la tercera es la menor de las tres -teje el futuro- y es soprano.

Es de noche, la primera Norna anuda uno de los cabos de una cuerda de oro a un abeto y revela como Wotan arrancó una rama -su lanza- del fresno del mundo y el árbol se secó, lanza la cuerda a la segunda y ésta cuenta como en la lanza el dios iba grabando sus pactos hasta que éste salto en pedazos ante Siegfried, provocando tal cólera en el dios que ordenó destruir el fresno del mundo, pasa la cuerda a la tercera que anuncia el fuego y el fin de los dioses, y así hasta que se rompe la cuerda al recordar la maldición de Alberich y desaparecen.

Su función en la dramaturgia de la obra es esencial, sin ellas ignoraríamos informaciones de capital importancia en la trama de El Anillo, además también sirven para reavivar la memoria de los espectadores al resumir y completar episodios ocurridos anteriormente, y, por último, también anuncian sucesos que ocurrirán posteriormente. Curiosamente su nomenclatura es inversa a las Hijas del Rhin, éstas van de más agudo a más grave y aquéllas al revés, las Nornas no superpondrán sus voces formando trío hasta el momento de su desaparición, una de las razones es que el espectador no pierda detalle de lo que se rememora, se evoca o se predice.

Seguidamente se puede escuchar su intervención en el inicio del prólogo de El Ocaso: "Welch licht leuchtet dort?". La grabación pertenece al Festival de Bayreuth 1967, con dirección de Karl Böhm:






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada