miércoles, 31 de diciembre de 2008

Perde in un sol di la primavera



Todo tiene un principio y un final. Hoy, que decimos adiós al 2008, se nos antoja más claro que nunca. El tiempo pasa volando. Siguiendo con los duetti de Haendel reutilizados en la composición de El Mesías, y aprovechando que terminamos un año y comenzamos otro, hoy traigo Quel fior che all'alba ride, HWV 192, al igual que la cantata que vimos ayer data de 1741 y está compuesta en Londres, la versión que oiréis está interpretada por Patricia Petibon, Anna Maria Panzarella y Le Concert d'Astrée dirigidos por Emmanuelle Haïm.


video

Quel fior che all'alba ride
il sole poi l'uccide,
e tomba ha nella sera.

È un fior la vita, la vita ancora:

l'occaso ha nell'aurora,
e perde in un sol dì la primavera.

Ahora vamos a escuchar como quedó en El Mesías,
se trata de "He shall purify" y "His yoke is easy", el coro que cierra la Primera Parte. Se trata de la misma versión de ayer, la de Minkowski. Como comprobaréis las versiones no se corresponden por su orden a las partes de la cantata, lo he puesto así para respetar el orden en el que aparecen en el oratorio:



Chorus
(Malachi 3:3)
And He shall purify the sons of Levi,
that they may offer unto the Lord
an offering in righteousness.



Chorus
(Matthew 11:30)
His yoke is easy, His burthen is light.






6 comentarios:

  1. !Preciosa música Maac! Así va despertando el último día del año y, como tu dices, los buenos deseos por ser buenos, tendrán tanta fuerza que prevalecerán sobre la mediocridad de los egoismos y de los malsanos pensamientos y se harán realidad porque no hay mayor verdad que el Amor y la Amistad... Gracias.
    Josefina

    ResponderEliminar
  2. Lo mismo para ti Maac, que se cumplan tus buenos deseos y seas muy feliz. Lo mismo para todos. Gracias por los regalos que nos has hecho a lo largo del año!

    ResponderEliminar
  3. Feliz año nuevo a todos. Un fin de año con Haendel no puede ser malo.

    ResponderEliminar
  4. ...efectivamente, un fin de Año con vosotros no puede ser malo,
    en particular quería agradecerte tus "fascículos" operísticos que tanto trabajo supongo que te han supuesto y que tanto me han posicionado ante las óperas de las que casí no tenía referencia o aún teniéndola han completado y facilitado su visión
    Un abrazo
    (el año ya te lo felicito en patio de recreo de Titus)

    ResponderEliminar
  5. Estos duetti predecesores de El Mesías les hacen honor. Asombra cómo los redondea y equilibra al reescribirlos después a cuatro voces. Es cada año un placer cantar algunos “chorus” de este oratorio.
    Seguiré disfrutando de todo cuanto me acercas en este estupendo rincón. Gracias.
    Que tengas un feliz año 2009.

    ResponderEliminar
  6. Es muy interesante este hallazgo para mi, como otros muchos que nos proporcionas, de los duetti que nos estás colgando.

    ¡Feliz año y próspero blog! os deseo a ti, a todos los que os asomáis y a tu estupenda familia.

    ResponderEliminar