jueves, 29 de enero de 2009

Urlicht de la 2ª de Mahler - Trío de ases y una descarga


¿Os podéis creer que estos primeros 29 días de enero se me han pasado como un suspiro? No he parado. A veces pienso que esto es la felicidad, y me parece lamentable que algo tan deseado sea consecuencia de la vorágine del día a día, de no tener consciencia de que el tiempo pasa. Y así ha sido el inicio del año, me levanté el 2 de enero, comencé a trabajar y hasta hoy, trabajo, trabajo y trabajo. No, eso no es la felicidad, claro que no, eso es un no-vivir, algo parecido a una droga dura. Cuando uno está inmerso en una de estas espirales laborales no tiene tiempo para la metafísica, claro que... si en un descuido se pone a escuchar a Mahler, el tiempo se para y, sin que uno se de cuenta, te pones a reflexionar.

El hombre está afligido por su miseria y necesidad. Yo mismo me alejé del paraíso. Iba por un espacioso camino y alguien intentó hacerme regresar. No, no pienso volver. Provengo de la tierra y allí regresaré. La misma tierra me enseñará el camino hacia la dicha eterna. Todo lo que un día nació perecerá para renacer eternamente.

El párrafo anterior, que está muy lejos de la literalidad, está basado en el texto de el Cuarto Movimiento, Urlicht, de la Segunda Sinfonía ("Resurrección") de Gustav Mahler, para escucharlo he elegido tres contraltos, aunque en el título de la entrada se dice "trío de ases" las interpretaciones van desde lo excepcional hasta lo más que notable:


Kathleen Ferrier



Aafje Heynis



Maureen Forrester



Y una descarga:

Gustav Mahler (1860-1911)
Sinfonía núm. 2 en Do menor "Resurrección"

Jo Vincent (soprano)
Kathleen Ferrier (contralto)

Amsterdam Toonkunstkoor
Concertgebouw Orchestra
Otto Klemperer (conductor)

En directo, Holland Festival, 12 de julio de 1951, Concertgebouw, Amsterdam.

DESCARGA 1
DESCARGA 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada