martes, 5 de febrero de 2013

Falso Dimitri no, falso Sebastián.

Sebastian I , rey de Portugal

Sebastián I de Avis, apodado el Deseado, (Lisboa, 1554 - Alcazarquivir, 1578) fue un rey de Portugal (1557- 1578) que nació dieciocho días después de la muerte de su padre, el infante Juan Manuel de Portugal, su madre era prima hermana de éste, la archiduquesa Juana de Austria, infanta de España, hija de Carlos I.

Juan III, rey de Portugal

Habiendo nacido huérfano de padre, Sebastián sucedió, con tres años, a su abuelo, Juan III, quien había nacido del matrimonio de Manuel I de Portugal y la cuarta hija de los Reyes Católicos, María de Aragón y Castilla.  

Sebastián no tenía ocho bisabuelos como suele ser habitual sino cuatro, de estos cuatro tres eran descendientes de Juan I de Portugal. Esto es endogamia y lo demás son cuentos.
Su madre, abandonó Lisboa pocos meses después de nacer Sebastian para marchar a Castilla, donde era rey su hermano, Felipe II. Donde esté el amor de una madre que se quite lo demás.

Batalla de Alcazarquivir

Sebastián murió en la Batalla de Alacazarquivir (Marruecos) en 1578 en el curso de una cruzada contra Fez.

Desoyendo los consejos de su tío, Felipe II, bajo la influencia de los jesuitas y con la idea de expandir el Imperio Portugués, se había empeñado en luchar contra el avance turco en el norte de África, allí el ejército portugués sufrió una de las masacres más cruentas de su historia.

Al morir sin heredero, tras un breve reinado de su hermano, que era cardenal y también murió sin descendencia, el trono pasaría a la rama española de la casa de los Habsburgo, es decir, a Felipe II.
Como nadie había visto el cadáver del rey se extendió la leyenda de que Sebastián seguía vivo y que iba a  liberar a Portugal de ingerencias extranjeras; y hubo varios falsos Sebastián durante los años que siguieron a su muerte.

Y ya sabemos lo que pasa cuando se vive de la fantasía y se es incapaz de ver la realidad, que un buen día te levantas y te das cuenta que tu mundo no es este mundo, salvo alguna cosa.

El escritor francés Paul-Henri Foucher (1810-1875) publicó en 1838 un drama titulado "Don Sébastien de Portugal" que estaba basado en la historia de Sebastián I de Portugal y su desgraciada expedición a Marruecos, y que sirvió de base a un libreto que escribió Eugène Scribe para que Gaetano Donizetti compusiera una ópera.

Escuchamos una sorprendentemente verdi-mahleriana, antes de hora, Marcha Fúnebre, un aria del tenor por Alfredo Kraus  y otra del barítono por Renato Brusson (en Youtube hay también una excelente versión de Mattia Battistini).


 



Pero la versión original de la ópera se titulaba Dom Sébastien y fue estrenada en París en 1843, la podéis escuchar completa en Youtube:




7 comentarios :

  1. Lo que recuerda es de "Des Knaben", verdad? Bérgamo está muy al norte, quizá se inspiraron en la misma canción popular.

    ResponderEliminar
  2. El Auto de fe de Don Carlos por parte de Verdi, y el último de los Lieder eines fahrenden Gesellen: Die zwei blauen... (Los ojos azules de mi tesoro) por parte de Mahler.

    https://www.youtube.com/watch?v=6tj8sbD8Xuw
    http://www.youtube.com/watch?v=Mlx26SHAN18

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensaba en el Tralarí de Revelge,

      https://www.youtube.com/watch?v=Y0bvYbu-mCU

      Eliminar
  3. Pero más a "Die zwei blauen..." ¿no? Por cierto, Fischer-Dieskau, está magnífico en estas interpretaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escogí ese youtube con intención: Esa interpretación es la primera que conocí de Des Knaben, y de donde me encajaba mejor el Revelge con esta marcha, desde luego más parecida a Die Zwei. Con Dieskau tengo un cierto movimiento de rechazo parecido al que tengo (o tenía) con Alfredo Kraus como creo que recordarás. Viendo el Kleinzach de Kraus el otro día, despues de Los Cuentos del Liceo, pensaba que el mínimo reparo que puedo ponerle a su timbre desaparece con su inmensa interpretación y que una interpretación de esas en directo podía dejarte patidifuso. Y que sin haber presenciado alguna ópera, es fácil no apreciar adecuadamente a artistas como esos, deteniéndose en aspectos relativamente irrelevantes. Si no entiendes nada no te pongas el termómetro que me explico de pena.

      Eliminar
    2. Te entiendo y comprendo perfectamente :-)

      Eliminar
  4. dmitri es anonimo,0 nada.

    ResponderEliminar