sábado, 16 de mayo de 2009

Waltraud Meier. If music be the food of love

Waltraud Meier, que a estas alturas está por encima del bien y del mal, apareció en el Palau de la Música de Valencia con un cambio de look y sonidos menos guturales en uno de los conciertos en conmemoración del 60 aniversario de la muerte de Richard Strauss. La mezzo aguardó hasta que terminó toda una sinfonía de Bruckner, programada en la segunda parte de un concierto en el que Meier cantó los Vier Letzte Lieder, para atender a sus fans con una sonrisa.



If music be the food of love
(Purcell, sobre texto de Henry Heveningham)
Alfred Deller



Si es la música alimento del amor, canta hasta que el gozo me colme; pues entonces, elevarás mi alma atenta hasta alcanzar placeres que nunca sacian. Tus ojos, tu semblante, tu lengua declaran que toda tú eres música. Los placeres invaden el ojo y el oído, y tan fieros mis transportes son, que me hieren, y todos mis sentidos se regalan; y aunque no es mi manjar sino sonido, seguro es que pereceré ante tus encantos, si es que no me salvas en tus brazos.

If music be the food of love,
Sing on till I am fill’d with joy;
For then my list’ning soul you move
To pleasures that can never cloy.
Your eyes, your mien, your tongue declare
That you are music ev’rywhere.
Pleasures invade both eye and ear,
So fierce the transports are, they wound,
And all my senses feasted are,
Tho’ yet the treat is only sound,
Sure I must perish by your charms,
Unless you save me in your arms.



R.Strauss - Im Abendrot
Waltraud Meier - Madrid 2008




Ahora nos queda esperar al año que viene, parece ser que vendrá como Kundry a cantar el segundo acto de Parsifal en versión concierto.


8 comentarios:

  1. Qué bien traída la canción de Purcell, Maac. No hacen falta palabras muchas veces.
    Y a riesgo de romper el encanto de esta entrada, sólo señalaré que oí una Meier no sé si más reservada o más intimista, que junto con una orquesta demasiado elevada provocó que tuvieramos que hacer algún esfuerzo para escucharla en su tesitura más grave. Efectivamente entre este Im Abendrot de hace un año y el que oímos anoche, se agradece el sonido más natural y menos engolado.
    Esta mujer es magia y música, y siempre lo será.
    Me pareció muy sensible la intervención del concertino invitado de la Orquesta Filarmónica de Munich, sobre todo en Morgen.
    ¡Hasta pronto en otras lides!

    ResponderEliminar
  2. Mi amada Isolda estuvo magnífica anoche cantando los cuatro últimos lieder, Gracias!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues coincido contigo Mimenor. Para mi la voz de Waltraud Meier gana con orquesta, alguien dijo algo que me gustó mucho "tiene una voz escénica" Aunque, dicho sea de paso, la dirección de la OV no tuvo nada de sensibilidad para dirigir estas delicadas canciones, para mi eso fue en detrimento de su voz, o mejor, de su interpretación.

    Precisamente en "Morgen" con una escueta intervención de la orquesta; los violines a pizzicato y el solo del estupendo concertino de la Orquesta Filarmónica de Munich ¿Alguien recuerda cómo se llama? es cuando su voz desarrollo toda su magia y facultades.

    Creo que con una dirección musical más acertada, el resultado podría haber sido muchísimo mejor

    Como nota curiosa, para los que conservéis todavía el programa de mano, por favor fijáos en la traducción de los preciosos versos de Hesse, eso no es traducir, es lo más parecido a descuartizar. En kareol, hay una traducción de alguien que, sin duda, disfruta con la poesía y la música de esos lieders.

    Álvaro, para nosotros será siempre: "nuestra amada Isolda"

    La canción de Purcell qué has puesto -y que yo no conocía- es una belleza, Maac.

    Gracie mille!

    ResponderEliminar
  4. Por cierto Maac, yo conocí tu blog cuando despues del anterior recital de Waltraud Meier en el Palau de la Música, puse en el google "Waltraud Meier Valencia" y qué casualidad, la primera entrada era "Cantan ellas"

    Entonces yo escuchaba el adagio assai del concierto para piano de Ravel y ... Pues, supongo que la sequía imaginativa produce muchas cosas, hasta incluso, un nick como assai.

    ResponderEliminar
  5. Vaya, Assai, sólo hace un año y tengo la sensación de que te conozco desde siempre, como dice la canción de Malú. Bendita la hora en que escribiste "Waltraud Meier Valencia" ¡cuántos buenos momentos nos hubiéramos perdido! ¡cuántas grandes personas no hubiéramos conocido!

    ResponderEliminar
  6. Assai, creo que el concertino se llama Sreten Krstic.
    Coincido totalmente con vosotros, tanto es así que dudé si hacer el post en mi blog para evitar la acusación formal de plagio... pero al final me he animado.
    Un extraordinario concierto, una gran señora y la mejor compañía... ¿qué más se puede pedir?. Como dice Maac: "bendita la hora".

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la traducción. Feliz Día de la Música

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, aunque seguro que la traducción no es mía, ahora, después de dos años y medio, ya no recuerdo de dónde la saqué.

    ResponderEliminar