martes, 19 de julio de 2011

No sólo de ópera vive el hombre y las vacaciones están ahí al lado...

Y las ganas que tengo de que lleguen, mientras tanto me conformo con un golpe de aire fresco, el de Chico Trujillo con "Como quisiera", la escuchamos a través de un vídeo rodado en Berlín:


Cuando comenzó a sonarme  Chico Trujillo anduve un tiempo pensando que se trataba del nombre, auténtico o ficticio, del vocalista, pero al poco tiempo me di cuenta del error, Chico Trujillo es un grupo de música chileno y el que canta se llama Aldo Asenjo (Macha). Este grupo forma parte de lo que se ha venido a llamar Nueva Cumbia Chilena, un estilo que sobre la base de la cumbia tradiconal chilena incorpora influencias de estilos tan dispares como el rock, hip hop, salsa, reggae, bolero, ska, música afrolatina, son, rumba... Es un grupo que me produce sensaciones contradictorias, a veces me parece que hacen lo mejor y otras me parece que son una patata, depende del tema. Vamos a escuchar una selección.

Comenzamos con uno de sus temas más populares, "Loca" , lo podéis escuchar con imágenes de un vídeo grabado en el barrio del Raval de Barcelona:


"Cabildo" es un tema que está dedicado a un pueblo chileno que se llama así, me resulta enigmático porque al final inserta un emotivo discurso de Allende en las Naciones Unidas y no acabo de entender su sentido, creo que hay que entender esta canción como un homenaje a Chile:


"Sin Excusas" es un bonito bolero de Aldo Asenjo:


También hacen versiones de boleros antiguos como "Quémame los ojos" del cubano Nelson Navarro:


Influencias de la música ska -que a su vez tiene influencias del reggae- se aprecian en "La escoba", la canción es totalmente intrascendente:



"Sombrero" viene que ni pintada para las verbenas de las fiestas de mi pueblo:


Tienen también temas instrumentales que están muy bien como  "Varga-Varga" o "Pollera amarilla", se te van los pies:

 


 Y otros que harían competencia con Giorgi Dan como "Conductor":






´

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada