viernes, 2 de mayo de 2008

Beethoven. Leonore/Fidelio (V) - Guía de audición. TERCERA PARTE

I - Introducción (AQUÍ)
II - Las versiones de Fidelio. Las oberturas (AQUÍ)
III - Guía de audición. PRIMERA PARTE. (AQUÍ)
IV - Guía de audición. SEGUNDA PARTE. (AQUÍ)

Concluimos la guía de audición de Leonore - Fidelio con el repaso de lo que era el tercer acto en la primera versión y la escena segunda del segundo en las posteriores:
Acto III
Acto II
Acto II

El tercer acto no sufrió muchas modificaciones entre 1805 y 1806, pero en 1814 casi toda la línea melódica cantada se modificó o reescribió. El acto se inicia en una oscura mazmorra situada en los subterráneos de la prisión que gobierna Pizarro.

13) Introducción orquestal recitativo y aria de Florestan: Gott, welch ein dunkel hier... In des Lebens Frühlingstage (Introducción y recitativo 59 c. – aria: 26 + 45 c.)
12) Introducción orquestal recitativo y aria de Florestan: Gott, welch ein dunkel hier... In des Lebens Frühlingstage (Introducción y recitativo 43 c. - aria: 22 + 45c.)
11) Introducción orquestal recitativo y aria de Florestan: Gott, welch ein dunkel hier... In des Lebens Frühlingstage (Introducción y recitativo: 50 c. - aria: 30 + 66 nuevos -Und spür ich nicht linde).

Llegó el momento de conocer a Florestan, hemos oído hablar de él muchas veces en los dos actos anteriores pero no lo hemos visto, tras una breve introducción orquestal canta su aria, siguiendo el mismo esquema que Leonore en el acto anterior: recitativo-adagio-allegro. Esta estructura le sirve a Beethoven para plasmar el paso de la realidad de la mazmorra a la alucinación del personaje, en la que ve a Leonore convertida en ángel dispuesta a salvarle.

- Según cuenta Elisabeth Bouillon, la introducción orquestal es una especie de breve preludio sinfónico que no sufrió muchos cambios, sin embargo el recitativo que le sigue tiene tres versiones distintas. En la versión de 1805 uno de los motivos de la introducción, que se repetía, salvando las distancias, como si se tratase de un leitmotiv, figuraba también en el recitativo.En 1806 Beethoven elimina este motivo a la vez que abrevia el recitativo (haciéndolo más conciso y dramático). El motivo señalado anteriormente es restablecido en 1814 ya que evoca estupendamente tanto las tinieblas y la soledad de la prisión como la amenaza de la muerte, con lo que se logra la máxima expresividad.
Una de las características más destacables de la introducción orquestal, desde un punto de vista expresivo, es la alternancia entre el piano y el forte. Se ha llegado a comparar con el motivo de la ira o cólera de Wotan en La Walkyria.

- Dieciséis esbozos orquestales compuso Beethoven para el inicio del aria de Florestan. Permaneció inmutable de 1805 a 1806, salvo un corte en los cuatro compases de la introducción. En 1814 los cambios son importantes:

1)En el inicio del adagio cantabile se cambia la línea de canto y orquestación.
2)Se reemplaza el andante poco agitato en Si bemol mayor por un poco allegro en Fa mayor (se trata de la famosa escena de la alucinación, en la que Florestan ve aparecer a Leonora en forma de angel liberador).

Cuatro compases que rememoran el inicio del acto llevan a la, vocalmente peligrosa, primera palabra de Florestan. “Gott! (sol natural agudo) Welch Dunkel hier! O grauenvolle Stille!” (¡Dios! ¡Qué tinieblas! ¡Qué silencio atroz!); “Öd ist es um mich her, nichts, nichts lebet ausser mir” (La nada me rodea, nada, nada vive en torno a mí). Al recitativo acompañado le sigue un adagio cantabile, la parte central del aria, en la que Florestan rememora los hechos causantes del estado en que se encuentra. A pesar del estado de inanición en el que está Florestan, éste mantiene su convencimiento de que ha actuado correctamente: “Süsser Trost in meinem Herzen, meine Pficht hab ich getan” (Dulce consuelo de mi corazón es mi deber cumplido). El tema de este aria se encuentra en todas las oberturas de la obra excepto en la última (Fidelio).
Con un brusco cambio de tiempo y de tonalidad entramos en la última parte del aria, escrita para la versión de 1814: la alucinación. Técnicamente es lo más difícil puesto que, como ha señalado Reverter, el tenor tiene que cantar durante todo el tiempo en la zona del paso de registro.

1805 - Aria de Florestan
1814 -Introducción
1814 - Aria de Florestan

14) Mélodrame y dúo (Leonore y Rocco): Nur hurtig fort, nur frisch gegraben (27 + 122 c.)
14) Melodrama y dúo (Leonore y Rocco): Nur hurtig fort, nur frisch gegraben (27 + 104 c.)
14) Melodrama y dúo (Leonore y Rocco): Nur hurtig fort, nur frisch gegraben (27 + 105 c.)

Leonore y Rocco han accedido a la mazmorra en la que está el prisionero, éste parece dormido, Leonore está nerviosa: no puede distinguir sus rasgos de aquél. Rocco y Leonore se ponen a cavar, éste apremia a la heroina para terminar pronto, Leonore sólo piensa en el prisionero y está dispuesta a salvarlo sea quien sea: “Wer du auch seist, ich will dich retten” (Quienquiera que seas, te he de salvar).

Durante la primera parte, que corresponde con el Melodrama, el diálogo hablado de los protagonistas se alterna con la orquesta, a veces incluso se superpone a ésta como si fuera una banda sonora de una película, está técnica, de origen francés, ya fue utilizada por Mozart en Zaide. La ópera está plagada de genialidades y aquí tropezamos con una más, la música se pliega totalmente al drama -otro antecedente wagneriano- llegando a expresar aquello que para las palabras es imposible, produciendo sensaciones en el espectador como la oscuridad, el frío, la proximidad de la muerte, el miedo, la ansiedad. Beethoven escribió en la partitura la siguiente nota: “Todo este pasaje debe tocarse muy suavemente, y los sfordandi y los forte munca deben sonar demasiado fuertes”, el tiempo empleado es “andante con moto”, la música, algo macabra, adaptada a la acción, marca el ritmo del trabajo de Rocco. Las voces durante este dúo está a medio camino entre el canto y la declamación, sobre todo en Rocco, Leonore goza de melodías más expansivas, llegando incluso al empleo de la coloratura. El ambiente es algo tenso, Rocco tiene prisa por acabar y Leonore sólo está interesada en permanecer para poder liberar al prisionero, en el caso de que esté vivo, y para saber si él es su esposo.
Este dúo se abrevió bastante en 1806 (dieciocho compases menos), en 1814 se mantuvieron las cambios pero se reescribió la línea de canto de Leonore.

1805 – Melodrama y dúo
1814 Melodrama
1814 Dúo

15) Trío (Leonore, Florestan y Rocco) : Euch werde Lohn in bessren Welten (187 c.)
14) Trío (Leonore, Florestan y Rocco) : Euch werde Lohn in bessren Welten (148 c.)
13) Trío (Leonore, Florestan y Rocco) : Euch werde Lohn in bessren Welten (158 c.)

Despierta Florestan e interroga a Rocco sobre quién es el gobernador de la prisión, Rocco, que piensa que no corre ningún riesgo pues el prisionero va a morir, le dice que Pizarro. Por fin conoceremos la razón por la que está Florestan encarcelado, aunque ya la sospechábamos: “Pizarro! Er ist's, dessen Verbrechen ich zu entdecken wagte” (¡Pizarro! Aquél de quien osé desvelar sus desmanes), Florestan pide a Rocco que busque a Leonore, ésta por fin ve confirmadas sus sospechas, el prisionero es Florestan. Rocco no está dispuesto a ayudarlo sólo consiente en darle vino de su bota, llama a Fidelio para que se la acerque al prisionero. Después el ayudante le convence para darle un poco de pan. Tenemos aquí un símbolo eucarístico, le ofrecen el pan y el vino, evocando la figura de Jesucristo.

Comienza el Trío con una amplia melodía esperanzada de Florestan, pero una esperanza que mira al más allá: “Euch werde Lohn in bessern Welten” (Trendréis vuetra recompensa en mundos mejores), Rocco intenta justificar su comportamiento: “Ich tu, was meine Pflicht gebeut” (Sólo hago lo que el deber me impone), Leonore expresa sentimientos contradictorios: alegría por haber encontrado a Florestan, angustia y dolor por la situación en la que se encuentran. “Die hehre, bange Stunde winkt, die tod mir oder Rettung bringt” (La hora suprema y angustiosa se acerca que me traerá la muerte o la salvación).

Una vez que hemos escuchado este fragmento, una extraña sensación de paz se ha apoderado de nosotros, ya tenemos más que claro que Florestan se salvará, pero la entrada de Pizarro en el número siguiente: “Er sterbe!! (¡Que muera!) parece echarlo todo abajo.

Este trío fue modificado en 1806, tanto el texto como la música (las intervenciones de los solistas y una gran vocalización de Florestan), sin embargo se restableció en parte en 1814, si bien se condensó con objeto de logar un conjunto más homogéneo, así las voces, en lugar de alternarse, se superponen.

1805 - Trío
1814 - Trío

16) Cuarteto (Leonore, Florestan, Rocco, Pizarro): Er sterbe (207 c.)
15) Cuarteto (Leonore, Florestan, Rocco, Pizarro): Er sterbe (207 c.)
14) Cuarteto (Leonore, Florestan, Rocco, Pizarro): Er sterbe (213 c. reescritos en parte )

Llega Pizarro, en un aparte confiesa que debe deshacerse de Rocco y Fidelio para que no haya testigos de lo que va a ocurrir, pero necesita de la ayuda de ambos, se aproxima a Florestan con un puñal, se interpone Leonore y descubre su verdadera identidad. Sorprendido, Pizarro decide sobre la marcha asesinar a ambos esposos, pero Leonore saca una pistola. Entonces se escucha el toque de trompeta que anuncia la llegada del ministro, Don Fernando.
Este cuarteto permaneció inalterado en 1806 pero en 1814, según cuenta Elisabeth Bouillon, se introducen grandes intervalos, ascensos cromáticos, numerosas disonancias. Hacia el final se enriquece todo por los vientos (flautas, oboes, clarinetes, fagots, trompas, trombones) y por la percusión (timbales), mientras que en la versión original había un simple acorde de las trompas. También se modifica la conclusión orquestal, más amplia e imponente, nos dice Bouillon.

1805 - Cuarteto
1814 - Cuarteto

17) Recitativo y dúo de Leonore y Florestan: “Ich kann mich noch... O namenlose Freude” (76 + 213 c.)
16) Recitativo y dúo de Leonore y Florestan: “Ich kann mich noch... O namenlose Freude” ( 61 + 124 c.)
15) Recitativo suprimido y dúo de Leonore y Florestan: “O namenlose Freude” ( 76 + 124 c. reescritos en parte)

Los esposos se han quedado solos.Leonore cuenta a Florestan cómo ha llegado hasta allí y ambos, extasiados, entonan un dúo en el que dan rienda suelta a su felicidad y gracias a Dios por su misericordia: “O namenlose Freude” (Oh Alegría inexpresable)
El ministro ha liberado a todos los prisioneros, Florestan no estaba en la lista, había sido un deseo expreso de Pizarro. Los esposos son libres.

En las versiones de 1805 y 1806 el libreto es divergente: Rocco quitaba la pistola a Leonore y desaparecía con Pizarro. Leonore caía desvanecida y Florestan, encadenado, lamentaba no poderla socorrer. Leonore volvía en sí, corría hacia Florestan y los dos, abrazados, esperaban la muerte.

1805 – Recitativo y Dúo
1814 – Diálogo
1814 – Dúo

En este momento es donde muchos suelen tocar la obertura Leonore III. Tradición popularizada por Mahler, si bien ya en 1851, Fernand Hiller, en Londres había incorporado esta obertura a la obra pero situándola entre el primer y el segundo actos (versión de 1814).

Audición Obertura Leonore III

18.) Finale (Solistas y coro)
a) Coro y recitativo: “Zur Rache” (140 c.)

17) Finale (Solistas y coro)
a) Coro y recitativo: “Zur Rache” (136 c.)


Segunda escena – El Coro y recitativo: Zur Rache es totalmente suprimido y se hace una nueva versión:
16) Finale (Solistas y coro)
a) Coro: “Heil sei dem Tag” (69 c. nuevos)
b) Recitativo y coro: “Des besten Königs Wink und Wille” (83 c. nuevos)



1814 – Pueblo y prisioneros: Heil sei dem Tag
1814 – Intervención de Fernando, Coro y el resto

b) Solistas y coro: “O Gott, welch ein Augenblick” (96 c.)
b) Solistas y coro: “O Gott, welch ein Augenblick” (52 c.)
b) Solistas y coro: “O Gott, welch ein Augenblick” (55 c.)

1805 – Coro: Zur Rache... O Gott, welch ein Augenblick
1814 – Du schlossest auf des Edlen Grab... O Gott, welch ein Augenblick

c) Recitativo (Don Fernando), trío y coro: Wie lange habt ihr sie getragen” (51 c.)
c) Recitativo (Don Fernando): Hinweg mit diesem Bösewicht (9 c.)
- SUPRIMIDO -

d) Solistas y coro: Preist mit hoher Freude” y “Wet ein holdes Web errungen” (198 c.)
d) Solistas y coro: “Wer ein holdes Web errungen” (133 c.
d) Solistas y coro: “Wer ein holdes Web errungen” (206 c.)

1805 - Audición
1814 - Coro: We ein holdes Web errungen

En la plaza de armas del castillo llegan los guardias, luego Don Fernando, el ministro, junto a Pizarro y los oficiales. Concurre el pueblo, Jaquino y Marzelline y los prisioneros recientemente liberados. Rocco revela al ministro la identidad de Florestan y Leonore, así como el complot urdido por Pizarro para matarlos. Don Fernando, que confiesa ser amigo de Florestan, arresta a Pizarro. Estalla la alegría general y termina la ópera con el coro: “Wer ein holdes Weib errungen”.

En 1805 y 1806 la multitud invadía la prisión con el ministro, Don Fernando, y con Rocco, Pizarro, Marzelline y Jaquino. Seguía un recitativo en el que Rocco denunciaba la traición de Pizarro. Éste era detenido y D. Fernando rogaba a Leonore que liberara a Florestan de las cadenas. Aquí llegaba un magnífico quinteto cuyo tema principal era tomado de la Cantata fúnebre compuesta en Bonn en 1803 para la muerte del emperador José II. Después, en un recitativo, D. Fernando daba la orden de encadenar a Pizarro en lugar de Florestan y se pasaba al coro final en el que intervenían también los solistas: la multitud pedía un castigo más vigoroso para Pizarro, pero Leonore y Florestan intervenían en su favor. El ministro declaraba que se remitiría al rey y la ópera terminaba con la alegría general.

FIN.
____

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada